Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación en Brians 1 / BRUNA CASAS

[VÍDEO] Manifestación antisistema contra los funcionarios de Brians 1 al grito de "torturadores"

Una convocatoria frente a las instalaciones carcelarias termina con una queja formal ante el Departamento de Justicia

4 min

Un grupo de familiares de presos y activistas antisistema se manifestó el pasado 17 de enero al grito de "torturadores" y "asesinos" frente a la prisión de Brians 1. Los cerca de 60 manifestantes se concentraron frente a las instalaciones tras recorrer a pie la distancia entre la estación de tren de Martorell y el centro penitenciario ubicado a las afueras de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona).

Aunque la convocatoria pretendía criticar las condiciones en que viven las presxs [sic] en tercer grado de la cárcel, la protesta derivó en un ataque contra los cerca de 350 funcionarios de prisiones que trabajan en Brians 1. Los participantes corearon consignas como "Muerte a los carceleros" y "Funcionarios, torturadores", según han contado trabajadores del centro a Crónica Global. También se dejó ver una pancarta con el lema "Rodrigo Lanza, libertad", en referencia al joven condenado por el asesinato de un hombre en Zaragoza y que estuvo involucrado en el movimiento okupa de Barcelona.

 

 

Manifestación frente a la cárcel de Brians 1 / YOUTUBE

Los funcionarios sienten miedo

Según estos mismos interlocutores, los organizadores planearon cuidadosamente el acto para que coincidiera con el cambio de turno de las 14.30. Así, pudieron proferir sus proclamas mientras se producían los relevos de la plantilla.

"Nos grabaron con móviles, tanto a nosotros como a las matrículas de coches entrando y saliendo. Tenemos miedo por nuestra seguridad", reconoce un portavoz del colectivo Marea Blava.

"Acusaciones falsas"

En el transcurso del acto, los protestantes denunciaron la falta de transporte para las internas --una reivindicación en la que tienen el apoyo de los trabajadores de la prisión--, así como la supuesta ausencia de calefacción y agua caliente en el equipamiento y la escasa remuneración que perciben por sus trabajos de reinserción social. El colectivo que organizó la iniciativa secunda una huelga de hambre rotativa en el entorno carcelario contra un "sistema racista, machista, aporofóbico y que castiga cualquier tipo de disidencia", tal y como se explica en un vídeo favorable a las tesis de los convocantes.

La acusación más grave, desde el punto de vista de los funcionarios, fue la de que se practica la "tortura" en el centro penitenciario. "Está bien que fiscalicen nuestra labor, pero son acusaciones totalmente falsas. Nos da pena que tengan esta opinión, más en un lugar como Cataluña donde el sistema catalán es supergarantista", afirma un representante sindical de CSIF.

Queja ante Justicia e Interior

Otro de los incidentes que marcaron la concentración fue la irrupción de unos cuantos manifestantes en el párking interno reservado a los Mossos d'Esquadra. Desde Marea Blava denuncian que los movilizados accedieran a esta zona dentro del recinto, cuyo acceso está prohibido y custodiado por varios agentes uniformados.

Este detalle ha indignado a los funcionarios. "Presentaremos una queja formal dirigida a la consejera de Justicia, el secretario de Justicia, el consejero de Interior y la directora de Brians 1 por estos hechos. También nos preguntamos por qué se permitió una marcha entre dos municipios y que se llegase hasta la puerta con estas provocaciones", informa un delegado de Marea Blava. Por su parte, el Departamento de Justicia no ha querido valorar estos hechos.