Menú Buscar
Una 'estelada' ondea en los estudios de TV3 / CG

TV3 justifica su sesgo político porque los únicos contenidos de calidad son 'indepes'

La presidenta de CCMA alega que “no siempre se encuentran en el mercado documentales” de nivel y que además tengan un enfoque constitucionalista

03.12.2019 00:00 h.
6 min

TV3 emite documentales con sesgo independentista porque le resulta difícil encontrar producciones de calidad con un enfoque constitucionalista. Este es el argumento que utiliza la presidenta en funciones de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Núria Llorach, a pesar de las directrices que, hace ya seis años, dio el Consejo de lo Audiovisual de Cataluña (CAC) con la finalidad de garantizar la pluralidad ideológica de los contenidos de los medios públicos catalanes, TV3 y Catalunya Ràdio.

El sesgo político 'indepe' de TV3 / CG

El CAC aprobó diversos acuerdos en los que se ponía de manifiesto la necesidad de emitir documentales de autor o de tesis “que respondan a más de un punto de vista y que ofrezcan los diferentes posicionamientos de la sociedad catalana”. Dos de esas resoluciones del CAC se remontan a 2013 e iban referidas al programa Sense Ficció titulado 1-O y al programa Hola Europa!

El director de TV3, Vicent Sanchis, junto al director de Catalunya Ràdio, Saul Gordillo (i), y la presidenta de la CCMA, Núria Llorach (d) / EUROPA PRESS
El director de TV3, Vicent Sanchis, junto al director de Catalunya Ràdio, Saul Gordillo (i), y la presidenta de la CCMA, Núria Llorach (d) / EUROPA PRESS

A pesar de aquellos acuerdos, TV3 “sigue sin ofrecer los diferentes posicionamientos de la sociedad catalana en documentales de autor o de tesis, como ha quedado reflejado en Arenys, on comença tot --referente a la consulta popular sobre la independencia celebrada en 2009--, emitido el pasado 8 de septiembre”, denunció la diputada del PSC Beatriz Silva en una pregunta parlamentaria dirigida a Llorach.

Según la diputada socialista “se reitera esta vulneración de los acuerdos” del CAC.

Lo que dice el libro de estilo

En respuesta a Silva, la presidenta de la CCMA afirma que el Libro de Estilo de los medios públicos catalanes establece que en los documentales de no ficción se adopta “el punto de vista de un autor que defiende una tesis y la argumenta con pruebas documentales, con un objetivo patrimonial”. “No hay una información simétrica –añade-- ni intervenciones simétricas, porque eso sería contrario a su propia esencia y definición. No se debe dar toda la información ni desde todos los ángulos. Se parte de una tesis, planteada por el autor, que defiende y fundamenta con criterio y rigor. Muestra unos hechos determinados de manera rigurosa y fundamentada, pero desde un punto de vista del autor y, por tanto, ofrece una parte de la visión sobre aquella realidad y un mensaje específico”.

Añade Llorach que “a la hora de escoger y emitir un documental es indispensable que exista este, sea ya producido o bien un proyecto fruto de la voluntad de un autor”. “La producción, adquisición y programación de documentales responde a diversas variables que se combinan, interés informativo, actualidad del tema, proximidad, incidencia social, valor documental, servicio público... Y también la disponibilidad”, pero según la principal responsable de TV3 y Catalunya Ràdio, “no siempre se encuentran en el mercado documentales que contemplen todos los puntos de vista y posicionamientos posibles sobre un determinado tema”.

Discrepancia y calidad

Y abunda en este argumento. “En ocasiones puede existir un documental discrepante sobre un tema de actualidad, pero eso por sí solo no es suficiente para que sea seleccionado. Es necesario que aporte una tesis referente al tema, la que crea conveniente el autor y que la formule de manera fundamentada. Y tercer lugar, pero también imprescindible, que resulte un documental apto para ser emitido, en términos de calidad y criterios de programación”.

No obstante, respecto al programa Arenys, on tot comença, sostiene Llorach que participan todas las partes: los que organizaron la consulta, los que formaban parte del consistorio, los partidos contrarios y también el representante de la Administración, que también era contrario a la convocatoria”.