Menú Buscar
El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, acompañado por su esposa, Marcela Topor / EFE

La mujer de Puigdemont dice que la democracia en España es "una ficción"

Marcela Topor afirma, en relación al 1-O, que "yo viví una dictadura, pero nunca tuve miedo" como ese día

02.11.2018 15:14 h.
5 min

Marcela Topor, esposa del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, acusa a España de no ser un país democrático. La periodista carga con dureza contra la actuación del Estado durante la jornada del referéndum ilegal del 1-O. Y establece incluso algún paralelismo con la dictadura que se vivió en su país, Rumanía, con Nicolae Ceaucescu al frente.

Topor recuerda la tensión vivida ese día junto a Puigdemont, como por ejemplo cuando un helicóptero les estuvo siguiendo mientras se desplazaban en coche a votar: "Cuando vi aquel helicóptero y las imágenes de la gente, y el pánico en la cara, y las porras de la policía destrozando... ¿Cómo te quedas? Petrificado. Congelado. Primero, no reaccionas. Yo había vivido una dictadura, pero nunca tuve miedo. El miedo lo tuve entonces. Cuando era pequeña no lo recibía de manera directa. Sufría como todo el país, pero no de manera personal. Y aquí, sí. Es muy duro", asegura la esposa del expresident, poco dada a conceder entrevistas, en una ofrecida a Vilaweb esta misma semana.

"Yo pensaba que vivíamos en un país libre"

La periodista califica de "ficción" la democracia española por intentar impedir que votara el 1-O, y por lo que ocurrió aquel día: "En ese momento es cuando dices: yo pensaba que vivíamos en un país libre. Y en democracia. Y ves que no. No es verdad. Vivimos una ficción. Una realidad que nos habíamos creído. Una realidad falsa", declara. Y asegura sentirse "decepcionada" por ello: "Se rompieron muchos esquemas ese día".

"Yo vi caer la dictadura comunista cuando tenía 14 años. En 1989, cuando a Ceaucescu le pasó lo que le pasó. Navidad. Terrible. Y Carlos, cuando murió Franco, tenía más o menos la misma edad que yo cuando murió Ceaucescu. Para mí empezaba una nueva etapa con la caida de Berlín. Y eso lo tenemos en común. Y marca mucho", sostiene.

"Miedo" a la Guardia Civil

La esposa del expresidente huido apunta que ahora sus hijas tienen miedo a la Guardia Civil, y se pregunta: "¿En qué mundo vivimos? ¿Queremos que nuestros hijos vivan sin libertad de expresión? Yo no quiero que mis hijas vivan con este miedo". Y llegado a este punto, vuelve a sacar a colación la dictadura rumana: "Tu vecino te podía delatar. No se sabía quién podía ser de la Securitate. Había gente por todas partes. Pues ahora mis hijas tienen pánico cuando ven una furgoneta de la Guardia Civil. Un día iba conduciendo y detrás nuestro apareció un coche de la Guardia Civil. Pánico en las caras de mis hijas. Pánico. No las había visto nunca con tanto miedo. ¿Es normal esto? No".

"No se puede vivir así. No quiero vivir en un país como este. Tenemos que luchar por la libertad. Como si vivieran en no sé qué siglo. Pero, a ver, ¿Qué hace Valtònyc en Bruselas si hay libertad de expresión", añade, en alusión al rapero afín a Puigdemont.

Topor defiende la marcha de su esposo a Bélgica porque, en su opinión, "ha destapado la situación de España. Mucha gente pone en duda, ahora, que España sea una democracia". Y es por estas razones que, según ella, "ahora no podemos volver atrás".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información