Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El síndic de Greuges, Rafael Ribó, en 'Cafè d'Idees' con Gemma Nierga / RTVE

El síndic Ribó se desmarca ahora del 'procés'

El defensor del pueblo autonómico "desconocía" que acudía a un encuentro del 'estado mayor' del desafío independentista: "Me fui a los 15 minutos"

4 min

El síndic de greuges Rafael Ribó ha defendido hoy que "desconocía" que acudía a una reunión de la cúpula del procés independentista en Cataluña en 2017. El defensor del pueblo autonómico ha indicado que "no sabía" que iba a un encuentro del llamado estado mayor del desafío secesionista en el Palau de la Generalitat de Cataluña, y que cuando se cercioró, "se marchó a los 15 minutos". 

Lo ha dicho Ribó en una entrevista en el programa Cafè d'Idees de TVE Catalunya, espacio en el que ha argumentado que él jamás asistió de forma consciente a un cónclave discreto de la dirección del procés independentista en la sede del Gobierno catalán en 2017. El síndic ha subrayado que le llamó el entonces president, Carles Puigdemont, para dar cuenta de la situación de dos encarcelados por su papel en el órdago: Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Cuando llegó, se encontró con una reunión del llamado estado mayor

"Pensaba que era con Puigdemont"

"En conversación con la periodista Gemma Nierga, presentadora del espacio, Ribó ha señalado que "pensaba que iba a una reunión con el president Puigdemont en el Palau", igual que ha hecho "con todos los jefes de Govern en el pasado". ¿Por qué? "Porque había visitado a los Jordis en la prisión de Soto del Real", ha agregado. 

Al llegar, descubrió que la reunión era de la dirección del proceso secesionista. Pese a ello, les recordó a los presentes que si declaraban la independencia "la reacción del Estado sería muy fuerte", y que el propio Jordi Sànchez, entonces encarcelado, trasladaba que "estar en la cárcel no servía de nada". "Después decidí marcharme, pues no era mi función estar allí", ha asegurado. 

Politización independentista

El lance de la reunión de 2017 ha sido la última polémica que ha rodeado al síndic Ribó relativa a su politización favorable al campo independentista. La oposición ha acusado en diversas ocasiones al alto mando de tener una posición demasiado cercana al secesionismo pese a que representa al global de los ciudadanos de Cataluña. 

De hecho, el ombudsman autonómico ha vuelto a situarse al lado del nacionalismo más radical hoy al asegurar que la retirada del escaño de Pau Juvillà (CUP) no correspondía, al ser el Parlament un órgano soberano. Cabe recordar que el anticapitalista perdió su acta por orden de la Junta Electoral Central (JEC), pues vulneró la neutralidad durante una campaña en unas elecciones.