Menú Buscar
El Senado, durante una sesión plenaria / CG

El Senado pide al Gobierno que asuma el control de los Mossos d'Esquadra

El PP y Cs exigen al Ejecutivo que actúe ante la incapacidad de la Generalitat para mantener el orden público, pero el PSOE considera que tomar el mando de la policía autonómica es inconstitucional

5 min

El Senado ha instado hoy al Gobierno a que apruebe un real decreto para tomar el control de los Mossos d'Esquadra y acabar con su incapacidad para mantener el orden público en Cataluña.

La moción ha recibido el apoyo de PP --impulsor de la medida--, Cs, Foro Asturias, UPN y CC (144 votos); el rechazo de PSOE, Unidos Podemos y los nacionalistas (96), y la abstención del PAR.

Una "autoridad funcional" del orden público

La iniciativa apela a la Ley de Seguridad Nacional para tomar el control de la policía autonómica y lo justifica por una cuestión de "interés para la seguridad nacional". Además, pide nombrar una "autoridad funcional" encargada del orden público.

El texto incluye una mención a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Se trata de una enmienda de Cs en la que se pide al Gobierno que realice el requerimiento previo al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para iniciar el procedimiento recogido en el 155.

El PP advierte de la situación excepcional

El senador del PP Luis Aznar ha denunciado que la situación en Cataluña no es de normalidad, con los cortes de autopistas por parte de los CDR "en la mayor de las impunidades", los llamamientos de Torra a "apretar" como "pirómano convertido en jefe de los bomberos" y sin que los partidos independentistas condenen la violencia de estos grupos.

Aznar ha acusado a los socialistas de estar "dispuestos a vender el alma al diablo" con tal de aprobar unos presupuestos que les permitan llegar al 2020 al frente del Gobierno.

El PSOE lo ve inconstitucional

La portavoz del PSOE, Begoña Nasarre, ha advertido de que la moción no es viable jurídicamente porque la norma en la que se ampara no prevé situaciones como la que vive Cataluña, y ha asegurado que en todo caso sería inconstitucional porque el Estatuto catalán establece que corresponde al Govern el mando de los Mossos.

Nasarre se ha preguntado si el PP pretende "que nos saltemos la ley" y ha requerido a los populares a aclarar por qué no aplicó este precepto cuando gobernaba; tras acusarle de alimentar la "crispación" y la "desinfomación" le ha pedido que deje de "crear bandos". "Sus Gobiernos son una fábrica de independentismo y ahora fabrican votantes de Vox", ha sentenciado.

Unidos Podemos y el PNV piden diálogo

De forma similar, por parte de Unidos Podemos, Joan Comorera, ha alertado de la pretensión "inconstitucional" de tomar el control de los Mossos mediante la Ley de Seguridad Nacional y ha afirmado que un problema "complejo" como el del nacionalismo catalán no se va a solucionar por la "vía policial".

Jokin Bildarratz, del PNV, ha reconocido que la situación en Cataluña es muy grave, pero ha apostado por seguir con el "diálogo, el acuerdo y la negociación" frente a un PP que quiere la fórmula del "más palo" que "para nada es la solución".

"Un crima prebélico"

En nombre de ERC, Xavier Castellana ha acusado al PP de intentar crear "un clima prebélico" en Cataluña para justificar este tipo de medidas y ha defendido que el movimiento republicano es "pacífico y democrático por mucho que intenten desautorizarlo a través de la mentira y la manipulación".

El portavoz del PDeCAT, Josep Lluís Cleries, ha dedicado su intervención a denunciar los insultos del PP contra el presidente Torra, que según ha reiterado no es "golpista", como antes había afirmado el senador de Ciudadanos Javier Alegre al explicar su apoyo a esta moción "absolutamente democrática" del PP.

Rifirrafe entre PP y Bildu

Aznar ha mantenido un encontronazo con el senador de EH Bildu Jon Iñarritu, al que ha negado "fuerza moral" para hablar de paz en tanto que no recomendara a sus "coleguitas" que ayuden a aclarar los crímenes de ETA aún no resueltos.

Iñarritu le ha reprochado por su parte que forme parte de un partido fundado por un "fascista y franquista" como el exministro Manuel Fraga y ha asegurado que EH Bildu rechaza la violencia.