Menú Buscar
Retrato del alcalde de Sant Vicenç de Montalt, Javier Sandoval, después de la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Sandoval: “Los independentistas prefieren un alcalde corrupto a uno del 155”

El alcalde y único concejal del PSC de Sant Vicenç de Montalt, quien sustituyó a Miquel Àngel Martínez tras la grabación publicada por Crónica Global, ha logrado pactar los presupuestos por consenso

11 min

No es habitual que, en un clima de intensa crispación política, un alcalde del PSC con un solo concejal pacte los presupuestos con diez regidores independentistas. “El consenso en beneficio de la ciudad debería ser lo normal”, afirma Javier Sandoval, quien hace ocho se convirtió en primer edil de Sant Vicenç de Montalt (Barcelona), uno de los municipios más ricos de España.

Lo hizo tras una moción de censura presentada por toda la oposición contra su predecesor, Miquel Àngel Martínez (PDeCAT), después de que Crónica Global publicara una grabación sobre las obras realizadas en su domicilio particular con material del Ayuntamiento. Un juez investiga si el neoconvergente ha cometido un delito de malversación.

-¿Qué balance hace de estos ocho meses de gestión?

-Lo que nos llevó a esta moción fue un caso claro de corrupción. Se aplicó la lógica que deberían tener los partidos políticos, tolerancia cero en corrupción. Se intentó que el alcalde dimitiera y que el PDeCAT le cubriera con otro candidato, lo cual era mejor para la estabilidad del municipio, pero no fue posible. Él se enrocó en no dimitir y tuvimos que presentar la moción de censura, lo requería el momento. Eso me llevó a la alcaldía y hemos conseguido hacer una política diferente basada en el consenso y trabajar por el municipio. Así lo hemos hecho los trece concejales que tenemos en Sant Vicenç. No es fácil ser alcalde con un concejal, pero me enorgullece que los partidos que secundaron la moción confiaran en mi persona.

-¿Cómo lo ha logrado?

-Hemos creado un Consejo de Trabajo que se reúne una vez a la semana y en el que participamos todos. De ello se beneficia todo el pueblo. Seas de izquierdas o derechas, independentista o no, hacemos una política del día a día, y estoy orgulloso de cumplir mis objetivos en la política. Se trata de que todos participen en la política municipal y al final se ha conseguido el objetivo de que todo el mundo se sienta a gusto.

-Es una fórmula muy inusual, esa de que partidos tan alejados ideológicamente se pongan de acuerdo. Constitucionalistas e independentistas.

-De hecho debería ser habitual que la gente se sienta representada por todos sus líderes políticos, porque al final, son votados para ello. Es la única manera de cumplir con sus programas.

-Ha sacado adelante los presupuestos municipales, el proyecto más importante de un municipio ¿ha sido fácil?

-Fácil no es nada en política, pero si haces unos presupuestos consensuados en los que todos tienen algo que decir y aportan su granito de arena, difícilmente se votarán en contra. Parece raro, pero es un momento dulce.

Javier Sandoval durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Javier Sandoval durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

-Tras las elecciones generales, todas las miradas están puestas en las municipales, quizá ese momento dulce, ese 'fair play' no dure.

-Yo lo voy a intentar, no será fácil. Se presentan a las elecciones cinco fuerzas independentistas y si ellos pueden sumar, habrá una política orientada hacia esa ideología. Yo me presento con unas ideas muy claras, mantener ese consenso porque es lo mejor para todos. El pueblo se enriquece con ello, pero por ejemplo Primàries Catalunya –plataforma creada por la ANC y Primàries per la República para impulsar primarias municipales en el territorio—tiene muy claro que prefieren apoyar a un alcalde supuestamente corrupto a un alcalde que, aunque haga bien su gestión, forme parte ‘del 155’. Yo no cerraré la puerta a nadie.

-Precisamente ese exalcalde investigado vuelve a ser cabeza de lista de PDeCAT ¿cómo lo valora?

-Ha causado asombro entre todos los partidos políticos. Es increíble que PDeCAT apueste por una persona que salió de la alcaldía por los motivos sabidos.

-El dimitió del Consejo Comarcal del Maresme, pero no como alcalde.

-Hubo un problema interno del PDeCAT. El pensó que había una trama de su partido en su contra y yo no tengo es percepción, les conozco y sé como trabajan. Pero lo cierto es que es difícil de entender que sea apartado del Consejo y se presente de nuevo como candidato, pero cada uno que haga su gestión. Es surrealista.

-El entorno de Martínez alega que todo lo ocurrido empaña la imagen de Sant Vicenç, que perjudica a la ciudad.

-Nosotros no tenemos culpa de nada. Al final, cuando analizas las situación, ves que quien sale en la grabación es el señor Martínez, que dice lo que dice. No deja lugar a dudas. Si se ha llevado cosas del Ayuntamiento, es el señor Martínez. Decir que todo es una trama… ¿dónde está la trama?

-¿Qué proyecto de la ciudad se han desencallado?

-Había un proyecto encerrado en un cajón para regular la situación laboral de los trabajadores del Ayuntamiento. Muchos de ellos hacen tareas que no le corresponden. Y si no te gustas, pues ya sabes. Se había prometido una subida lineal del 1%, lo cual es deprimente. Para mi era un tema fundamental. El 16 de abril se aprobó una relación de puestos de trabajo consensuada con el comité de empresa. Hay casos en los que, si discrepaban, les dejaban apartados en una mesa.

Retrato de Javier Sandoval después de la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Javier Sandoval, alcalde de Sant Vicenç de Montalt

-Sant Vicenç es una de las ciudades españolas más ricas, según los rankings de renta per cápita. Puede dar la sensación de que eso facilita la gestión. Que todo va bien.

-Sant Vicenç te permite hacer política fácil. Queda raro decirlo, pero no hay problemas. Al final, lo que la gente pide es que su alcalde trabaje en el día a día. Hay que aportar soluciones. Si tienes un problema en una calle que lleva 25 años sin luz, hay que solucionarlo. Y yo lo he hecho. Yo no soy Superman, he ido lo he comprobado y arreglado. Sobre todo en una época de inseguridad ciudadana, lo mínimo que debe hacer un alcalde es estar ahí y escuchar a sus ciudadanos.

-Tras los resultados de las generales, aunque no sean extrapolables, ¿qué perspectivas tiene para las municipales?

-Es la tercera vez que mes presento. Hay que ir paso a paso. He demostrado que otro alcalde es posible, que hay otra manera de trabajar. Y creo que la gente lo necesitaba. Pero es un pueblo difícil, muy convergente, el tema soberanista no ayuda mucho. Pero creo que sacaremos un buen resultado. Y si soy alcalde me gustaría trabajar como he hecho hasta ahora.

-La convivencia que ahora hay en el Ayuntamiento ¿existe socialmente? ¿El procés ha creado problemas de convivencia?

-La parte independentista no entiende que en un Consistorio con 13 concejales, 10 de ellos secesionistas, gobierne el único concejal socialista. Lo que no ven es que soy alcalde porque hubo una moción, porque había una persona supuestamente corrupta que nos ha llevado a esta situación. Esta persona que no quiso dimitir nos ha puesto en esta tesitura.

-¿Cree que la gente votó el domingo en clave de moderación, que demostró que ya no cree en los extremismos?

-No lo tengo claro. Creo que el extremismo sigue latente, pero cansa. Cuando ves que hay un camino con muchos piedras, muchos bloques, y al final tienes un resultado cero, desanima. Y me sabe mal porque tengo muchos amigos independentistas, yo no lo soy, pero cada uno es libre de ser lo que quiera ser. Pero es necesario un respeto, que no siempre hay. En Sant Vicenç, hay gente que me dice que no me va a votar, pero admite que lo estoy haciendo bien, pero descartan su apoyo por mi condición de 155. Me sabe mal, pero tengo que aceptarlo. Si suman los cinco partidos independentistas, yo quedaré fuera. Pero eso lo tiene que decidir el pueblo.

-¿Qué ejes tiene su programa electoral?

-Principalmente, el consenso. Y trabajar el día a día. Inversiones en vivienda de protección oficial e infraestructuras para la gente mayor. Alquiler asequible para los más jóvenes. La seguridad es vital, pues en Sant Vicenç hay casas, apenas hay pisos, y con dos patrullas municipales apenas se llega. El ciudadano que paga sus impuestos deben estar satisfecho. Es como cuando vas a un restaurante, te gastas 200 euros y sales contento. Si pagas esa cantidad no puedes salir con la sensación de que te han engañado. Si tengo la calle sin arreglar y el parque hecho una porquería y si encima resulta que hay movimientos extraños de baldosas del Ayuntamiento para arriba y para abajo (se refiere al supuesto uso privado de material municipal del exalcalde) pues crees que te están tomando el pelo.