Menú Buscar
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez / EFE

Sánchez levanta el veto a Torra

El jefe del Ejecutivo en funciones se reunirá con el presidente de la Generalitat en el marco de la ronda de encuentros con los presidentes autonómicos para intentar formar gobierno

3 min

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles, tras aceptar el encargo del Rey Felipe VI de formar gobierno, que convocará el próximo lunes a los líderes del PP y de Cs --Pablo Casado e Inés Arrimadas-- en el Congreso de los Diputados para tener sendas reuniones. Y también hará una ronda con los presidentes autonómicos, incluido el de la Generalitat, Quim Torra, al subrayar que llamará a "todos".

De esta forma, Sánchez levanta el veto al dirigente nacionalista, al que no le cogía el teléfono por su negativa a condenar la violencia de los radicales independentistas durante los disturbios generados octubre pasado tras conocerse la sentencia del procés.

Contactos con Vox y Bildu

Sánchez también ha adelantado que la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, se reunirá con el resto de los partidos políticos de la Cámara Baja, lo que supondría incluir a Vox y a Bildu.

El objetivo, ha dicho, es ver si pueden conjuntar una mayoría parlamentaria más amplia que permita la formación de un gobierno. Esta ronda tendrá lugar a partir de la próxima semana ya que, ha dicho, mañana y el viernes tiene en Bruselas un Consejo Europeo sobre los presupuestos comunitario y el Bréxit.

Agradece la "actitud" de ERC

Por otra parte, el presidente del Gobierno en funciones ha agradecido a ERC la "actitud" que está teniendo en las negociaciones con el PSOE para la investidura y, tras tres reuniones de los socialistas con esa formación, ha afirmado que "todo acuerdo será público y estará dentro del marco constitucional".

Sánchez comenta las negociaciones con ERC / EFE

Preguntado sobre la negociación con los republicanos, en la rueda de prensa que se ha celebrado en la Moncloa, Sánchez ha respondido que no quería "poner adjetivos" sobre cómo van. "Estamos avanzando", ha añadido el jefe del Ejecutivo en funciones, que ha puntualizado que las negociaciones tienen que ser lo "suficientemente discretas" para llegar a un acuerdo que será lógicamente público.