Menú Buscar
El histórico líder de la formación ultraderechista Plataforma per Catalunya (PxC), Josep Anglada / EFE

PxC se disolverá para “reforzar” a Vox en Cataluña

La formación ultraderechista consiguió cuotas notables de poder municipal durante 2011 de la mano de Josep Anglada

15.02.2019 19:59 h.
3 min

La formación ultraderechista Plataforma per Catalunya (PxC) toca a su fin. El partido que presidió Josep Anglada y que consiguió un notable éxito electoral en las elecciones municipales de 2011 se disolverá este sábado después de que gran parte de sus afiliados se hayan pasado a Vox.

En un comunicado, el histórico partido catalán reconoce que la formación “ya ha prestado servicio” y que ahora existen nuevas herramientas para promover “la unidad de España, la libertad, así como la identidad de nuestro pueblo ante cuestiones como la inmigración ilegal”. De hecho, aunque el partido da “libertad” a sus militantes para que tomen la decisión “más oportuna”, también reconoce que la mayoría de su militancia se ha integrado en Vox “con su esfuerzo al crecimiento de Cataluña”.

Gran crecimiento electoral

Plataforma per Catalunya nació de la mano de Josep Anglada, un político de ultraderecha que había militado en Fuerza Nueva, el partido de Blas Piñar. El partido nace oficialmente en 2002, año en que se dan a conocer después de una manifestación en Premià de Mar contra la construcción de una mezquita. A partir de ese año la formación de extrema derecha obtendría representación en los ayuntamientos catalanes.

El bastión más importante fue, sin duda, Vic. En este ayuntamiento era concejal Josep Anglada, que consiguió convertirse en el partido de la oposición desde 2007 y en la segunda fuerza más votada desde 2011. De hecho, en estas segundas elecciones sacó 5 concejales, frente a los 8 de la extinta Convergència i Unió. El partido consiguió su tope electoral en 2011, con 67 concejales en 39 ayuntamientos, así como representación en distintos consejos comarcales. El partido se quedó en 2010 a las puertas de tener representación en el Parlament, puesto que rozó el 3% de los votos, aunque finalmente quedó fuera.

Decadencia y desaparición

Tras la eclosión del procés, Plataforma per Catalunya fue perdiendo puestos de representación hasta conseguir resultados testimoniales. Asimismo, el liderazgo de Anglada se cuestionó cada vez más dentro de las filas ultraderechistas, que terminó con la salida del líder de la formación  y su adscripción como concejal no adscrito en Vic.

Plataforma mantiene ahora una decena de concejales, puesto que solo cuenta con 8 ediles en todo el territorio catalán. Es por eso que la formación que cerrará la persiana el sábado preparará una gestora. El objetivo es dar cobertura a estos concejales hasta las elecciones de este mayo.