Menú Buscar
Quim Torra (d) durante su toma de posesión como presidente de la Generalitat es observado por Roger Torrent, presidente del Parlament / CG

La última trampa de Puigdemont para quemar a ERC

La negativa de Torra a convocar elecciones si es inhabilitado obliga a Torrent a pilotar el fin de la legislatura y pone el foco de la gestión de Aragonès, que asumiría la presidencia en funciones