Menú Buscar
El presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, antes de su comparecencia desde Bruselas / EFE

Puigdemont se queda solo y aislado en Bélgica

El expresidente de la Generalitat afirma que no comparecerá ante la Audiencia Nacional mientras Oriol Junqueras y el resto de exconsejeros que se quedaron en Cataluña sí lo harán

6 min

Carles Puigdemont se ha quedado aislado y prácticamente solo en Bélgica por voluntad propia. La estrategia que ha emprendido el expresidente de la Generalitat junto al abogado Paul Bekaert implica forzar que el interrogatorio tenga lugar en ese país. Su defensor ha dejado claro que el político de PDeCAT no se trasladará a Madrid para ser interrogado por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela este jueves.

También ha manifestado en declaraciones a los medios de ese país, que Puigdemont no ha recibido la citación judicial oficial. Algo que es complejo que ocurra en las próximas horas porque no se le conoce un domicilio exacto ni siquiera en Bruselas, indican fuentes jurídicas.

Un movimiento que podría buscar que el alto tribunal español emitiera una orden de búsqueda y captura internacional. Y su defensa está preparada para “impugnar cualquier extradición”, en palabras de Bekaert, sin llegar a la solicitud del asilo político que pondría en un brete el delicado equilibrio político del Gobierno belga.

Situación complicada del resto de citados

Pero esta estrategia la ha emprendido Puigdemont a título individual. Tal y como reconoció el hasta ahora secretario tercero de la mesa del Parlament, Joan Josep Nuet, su decisión de quedarse en Bélgica deja en una situación delicada tanto a los exconsellers del Gobierno que han sido citados en calidad de imputados ante la Audiencia Nacional como a los representantes independentistas y el de EUiA del órgano directivo de la Cámara, que deberán comparecer ante el Tribunal Supermo.

Todos ellos han sido acusados de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos tras la declaración independentista del 27 de octubre. Con Puigdemont en el exilio, cobraría fuerza una posible petición de prisión preventiva por riesgo de fuga.

Petición de CSQEP y el PSOE

El representante de Catalunya Sí Que Es Pot, la coalición de Podemos y el partido de Ada Colau, ha reclamado a Puigdemont que “deje de gesticular”. “Cuando la Justicia te llama creo que debes acudir y argumentar y defenderse”, ha manifestado en una entrevista en RNE. En su caso, afirma que las acusaciones son falsas porque se opuso tanto a la tramitación como a la votación de la declaración secesionista.

Óscar Puente, portavoz de la ejecutiva del PSOE, también ha reclamado a Puigdemont que “deje de dar el espectáculo” y que “vuelva a la normalidad” porque “ha dañado tanto la imagen del propio movimiento independentista como la del conjunto de España”.

Los ‘exconsellers’ que se trasladaron a Bruselas

La declaración en Bruselas de este martes del expresidente catalán junto a seis miembros del que fuera su Gobierno --Joaquim Forn (Interior), Dolors Bassa (Trabajo), Meritxell Serret (Agricultura), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura), Toni Comín (Salud) y Meritxell Borrás (Gobernación)-- no ha sido demasiada bien recibida a nivel internacional. Incluso ha provocado que el partido en el que se engloba PDeCAT en la Eurocámara, los liberales del ALDE, le acusara de dejar a Cataluña en el caos.

Del grupo que se trasladó hasta Bruselas para la declaración institucional de Puigdemont, ya han regresado a Cataluña Forn, Bass y Puig, que recibieron un escrache al aterrizar en El Prat. Se desconoce por ahora el paradero del resto de exconsejeros, aunque paraece que Borràs, Comín, Ponsatí y Serret también pretenden declarar desde Bélgica.

Junqueras irá a la Audiencia Nacional

La estrategia de Puigdemont contrasta con la del exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. El entorno del líder de ERC ha declarado que sí piensa ir a Madrid y dar la cara ante la juez Lamela, aunque el mensaje que él ha mandado en las redes sociales es suficientemente ambiguo para dejar la cuestión en el aire.

Lo mismo ha ocurrido con Jordi Turull, Raül Romeva y Josep Rull. Todos ellos junto a Carles Mundó se reunieron con Junqueras ayer, tal y como explicó el propio hasta ahora responsable de Economía catalana en una entrevista en la televisión pública. Han sido los únicos miembros del Gobierno catalán destituido tras la aplicación del artículo 155 que se han mantenido en todo momento en Cataluña.