Menú Buscar
Carles Campuzano (d), el portavoz parlamentario de PDeCAT, conversa con el diputado de Txema Guijarro García (i) de Podemos en el Congreso / EFE

Puigdemont presiona al PDeCAT para que deje sin presupuesto al Gobierno

El PDeCAT votará a favor del nombramiento de Rosa María Mateo en RTVE, pero está dividido sobre el techo de gasto

26.07.2018 00:00 h.
4 min

Carles Puigdemont asegura que no tiene ninguna responsabilidad respecto al grupo parlamentario del PDeCAT en el Congreso. Pero ha dado las órdenes pertinentes. Nada se dará por hecho y Pedro Sánchez sufrirá en cada votación. El grupo de ocho diputados tiene este viernes la primera prueba de fuego. Lo convenido a última hora de este miércoles estaba claro: voto a favor, sin fisuras, del nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única provisional de RTVE, pero nada decidido --y con divisiones internas-- sobre el techo de gasto del próximo presupuesto del Gobierno para 2019.

Puigdemont está dispuesto a que Sánchez se vea en la tesitura de convocar elecciones en breve si no puede aprobar unas nuevas cuentas, aunque podría prorrogar los presupuestos actuales. El mensaje político sería, en cualquier caso, el de un Gobierno sin capacidad de dar un paso.

Los veteranos sufren

En la votación de este miércoles ya se produjo esa división, aunque más como una escenificación sin ninguna traducción práctica que como otra cosa. Con la necesidad, en primera votación, de que la cámara aprobara por dos tercios el nombramiento de Mateo, los diputados del PDeCAT se permitieron la licencia de dividirse. Cuatro votaron a favor y otros cuatro se ausentaron del hemiciclo para no tener que votar. El viernes será por mayoría absoluta y aquí sí que serán decisivos. 

Los cuatro a favor son los que han dominado el grupo hasta ahora, los que quieren seguir negociando y consideran que no se debería truncar el Gobierno de Pedro Sánchez. Se trata de Carles Campuzano, Jordi Xuclà, Ferran Bel y Feliu Guillaumes, con dudas de Sergi Miquel que, finalmente, decidió ausentarse junto con Lourdes Ciuró, Toni Postius y Míriam Nogueras, la flamante vicepresidenta del PDeCAT desde la asamblea del pasado fin de semana.

¿Elecciones generales?

Campuzano apareció en los pasillos del Congreso para asegurar que el viernes no habrá problemas sobre la votación. Pero, conscientemente, solo habló de la designación de Mateo, dando por hecho que no habrá ninguna fisura. El problema está donde quiere que lo esté Puigdemont, en el techo de gasto de los presupuestos. Y según las fuentes consultadas, “no tiene ningún problema en que eso pueda forzar unas nuevas elecciones generales”.

Con ese panorama, el pulso que se ha establecido en el grupo parlamentario es enorme: los diputados más veteranos consideran que no se entendería forzar ahora la caída del Gobierno de Sánchez, mientras que los seguidores de Puigdemont están dispuestos a todo.

Nogueras, la estrella

Campuzano dirige --por ahora-- el grupo, con Jordi Xuclà como coordinador de los diputados y senadores del PDeCAT. El problema, con los cambios internos en el partido, es que Xuclà había apoyado a Marta Pascal con claridad, mientras que Campuzano, que también lo había hecho buscando puentes que se han demostrado imposibles, tiene más anclajes con los hombres de Puigdemont, como Josep Rull, influyente desde la cárcel de Lledoners.

Las estrellas emergentes son Míriam Nogueras y también Lourdes Ciuró. Dispuestas a todo, a beber los vientos de Puigdemont y, con ello, a asumir una nueva escalada de la tensión.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información