Menú Buscar
Carles Puigdemont, en rueda de prensa desde Bruselas tras el 21D / CG

Puigdemont exige a Rajoy una reunión “en Bruselas o en cualquier otro lugar de la UE”

Afirma que el encuentro se debe realizar “sin condiciones previas de ambas partes” porque el independentismo “no ha parado” de sumar votos en su “plebiscito permanente”

3 min

Carles Puigdemont, cabeza de lista de Junts per Catalunya, ha exigido este viernes un encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “en Bruselas o en cualquier otro país de la Unión Europea” para buscar “soluciones políticas” al momento actual del procés. En el que las fuerzas independentistas han conseguido la mayoría absoluta en el Parlament tras las elecciones del 21D a pesar de que Ciudadanos resulte la fuerza ganadora en escaños y votos. 

Un encuentro que se debe realizar “sin condiciones previas por parte de ninguna de ambas partes”. Aunque a preguntas de los medios, ha asegurado que la “república catalana está proclamada”. Lee las autonómicas como una “segunda vuelta del 1-O, pero esta vez con las reglas del estado español”. Y la conclusión es clara, según su punto de vista: el independentismo ha ganado.

Victoria de los independentistas

“La receta Rajoy ha fracasado, llega el tiempo de la receta política”, ha añadido. Puigdemont, acompañado en la capital Belga por Eduard Pujol, ha asegurado que el independentismo “no ha parado” de sumar votos en su “plebiscito permanente”.

Una frase que hace referencia a la suma de 96.853 votos en los comicios de este jueves de la marca electoral del PDeCAT, ERC y la CUP respeto a los obtenidos por las tres formaciones en 2015.

La ‘unilateralidad’ del Gobiero central

Puigdemont ha repetido que es necesario que el Estado “rectifique, repare y restaure” el Gobierno de la Generalitat legítima. Reclama a Rajoy que deje de “crear problemas” y acusa al “régimen del 155”, denominación que amplía sus dardos a Ciudadanos y el PSC, de “buscar la fractura social allí donde había discrepancia política profunda y tensa” que ha eclosionado con la “ruptura de la continuidad de las instituciones legítimas y seculares”.

Por todo ello, reclama que se termine con la “unilateralidad” desde el Gobierno central. Adjetivo al que atribuye la intervención de las finanzas primero y a la aplicación del artículo 115 después.

“Somos el Gobierno de Cataluña, pedimos respeto y reconocimiento”, ha reclamado incluso a la Unión Europea. “No pedimos que cambie su posición, pero sí que escuche a todo el mundo”, ha sentenciado.