Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont no descarta que el Estado le espíe / JXCAT

Puigdemont no descarta que "el Estado español" le espíe

El expresidente de la Generalitat sostiene que encontró dos dispositivos electrónicos en sus coches

26.02.2019 11:48 h.
3 min

Carles Puigdemont asegura que el “Estado español” le espía. El expresidente de la Generalitat sostiene que la justicia belga investiga dos dispositivos electrónicos de seguimiento que encontró en los vehículos que usa para desplazarse por el país.

En una entrevista a la BBC, el periodista pregunta al exdirigente del Govern: “¿Usted se siente como si el Estado español le estuviese investigando aquí?”, y éste explica que tras encontrar los artefactos, con números de tarjetas SIM del “Reino Unido” lo pusieron en manos de la justicia.

Declaración de independencia

Puigdemont ha secundado lo que estos días han manifestado los políticos catalanes durante el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo, y es que la declaración unilateral de independencia (DUI) no se aplicó en ningún momento e insiste en defender que él no ha cometido ninguno de los delitos de los que se le acusa.

“El Parlament aprobó la declaración de independencia, y obviamente no ejecutamos el mandato del Parlament, pero la declaración está allí”, explicó a la cadena británica.

El "error" de suspender la DUI del 10-O

Sin embargo, ha considerado que fue un "error" por su parte suspender los efectos de la DUI en la sesión parlamentaria del 10 de octubre de 2017. "Mi arrepentimiento es el 10 de octubre, cuando se esperaba en ese día declarar la independencia de Cataluña y decidí suspender los efectos de la declaración. Creo que claramente fue un error", ha señalado.

Puigdemont explicó ese día que suspendía los efectos de la declaración para seguir negociando con el Estado y buscar una mediación, y finalmente el Parlament acabó por declarar la república en otra sesión del mismo mes, el 27 de octubre.

Huida a Waterloo

Sobre su huida a Waterloo, el expresidente catalán sostiene que “no escogió irse cómodamente y desaparecer del escenario”. “Es una paradoja, aquí soy un hombre libre, en Europa, y mis compañeros están afrontando un juicio”, añade.

Un proceso que ha vuelto a tildar de “político” y que considera “inimaginable” en la Unión Europea. Así, ha manifestado que puede serles útil en su afán independentista: “Es obvio que se puede utilizar como una herramienta para nuestra lucha política”.