Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (i) al inicio de la reunión extraordinaria del 'consell nacional' del PDeCAT / EFE

Puigdemont se rinde a la CUP y levantará la suspensión de la DUI en cuanto se aplique el 155

La formación convergente arropa al presidente catalán, rechaza elecciones de forma inmediata y convocará una conferencia política para abordar la futura "Constitución catalana"

4 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, levantará la suspensión de la declaración unilateral de independencia (DUI) en cuanto se aplique el artículo 155 de la Constitución. Tras una intensa jornada de presiones y rumores propiciados por la oferta del Gobierno de paralizar la suspensión de la autonomía si el Govern convocaba elecciones, Puigdemont se ha alineado finalmente con la CUP y con ERC.

El dirigente catalán ha recibido este miércoles, 18 de octubre, el aval de las bases de su partido, que han celebrado un consell nacional extraordinario que se preveía muy tenso. Al contrario, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha asegurado que no ha habido preguntas ni intervenciones, al margen de las realizadas por ella misma y por Puigdemont. El encuentro, por tanto plácido, ha servido para que "el partido avale al cien por cien la estrategia de diálogo del president". Una estrategia que pasa por levantar la suspensión de la DUI en cuanto el Gobierno aplique el artículo 155.

En vísperas de que se agote el plazo

Asimismo, en el consell nacional se ha aprobado celebrar el 11 de noviembre una conferencia política para definir su postura ante la elaboración de una "Constitución catalana", tal como prevé la hoja de ruta independentista.

El cónclave convergente se celebró en vísperas de que concluyera el segundo plazo dado por el Gobierno a Puigdemont para aclarar si proclamó la independencia en el Parlamento catalán el pasado día 10. De lo contrario, el Ejecutivo español procederá a tramitar la aplicación del artículos 155 de la Constitución --que incluiría la suspensión total o parcial de la autonomía-- en el Senado.

Horas antes de la reunión del PDeCAT, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ofreció suspender el 155 si la Generalitat convocaba elecciones. Una oferta que añadía presión a Puigdemont, quien se ha mantenido firme en su ambigua respuesta, con una llamada al diálogo como eje temático. Pese a que varios dirigentes del partido, entre ellos Artur Mas, Francesc Homs y Santi Vila, rechazan la vía unilateral, Puigdemont ha sucumbido finalmente a las presiones de la CUP, que había dado un plazo de un mes para aplicar la DUI.

Fuga de empresas

A principios de esta semana, los antisistema habían adelantado que se había llegado a un acuerdo con los convergentes, que han optado por hacer caso omiso de las advertencias procedentes del sector económico. Ya son más de 800 las empresas catalanas que han cambiado su sede social desde que se celebró el referéndum ilegal de independencia. Pero la Generalitat insiste en restar importancia a este éxodo.

Pascal no ha concretado la fecha en la que se procederá al levantamiento de la suspensión, que exige la celebración de un Pleno en el Parlamento de Cataluña. Pero lo que ha desmentido categóricamente es que se vayan a convocar elecciones. Las habrá, pero según lo previsto en la Ley de transitoriedad --en seis meses tras la victoria del sí en el referéndum-- y no ahora.