Menú Buscar
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, en una comparecencia pública / EFE

Puigdemont avala a Rovira ante la "violencia" del Estado

Procesado por rebelión, el expresidente cree que el conflicto catalán solo puede solucionarse con diálogo político y con un referéndum acordado

23.03.2018 12:16 h.
3 min

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha alertado este viernes en Finlandia de la "la fuerza y la violencia física" que el Estado está usando contra el independentismo y ha apelado al diálogo como vía de solución. Lo ha hecho en una conferencia en la Universidad de Helsinki que ha versado sobre Una república digital en Cataluña y sobre cómo las nuevas tecnologías permitieron la organización del referéndum del 1 de octubre. El acto ha coincidido con el procesamiento del expresidente por rebelión y la fuga de la republicana Marta Rovira, que debía comparecer ante el Tribunal Supremo.

En este sentido, ha avalado la decisión de Rovira en declaraciones a los periodistas. "Entiendo que quiere poner énfasis en esta anomalía democrática que hay y, desde este punto de vista, podremos colaborar seguramente mucho más de lo que hemos hecho hasta ahora". Asegura que no había hablado nunca con Rovira de su "exilio" y niega que haya "una acción coordinada".

Puigdemont ha reivindicado aquella consulta y la posterior proclamación de la independencia, y ha señalado que el Gobierno central respondió con un "golpe de Estado" a través del artículo 155 de la Constitución y con persecución judicial.

"Pacifismo independentista"

Y ha contrapuesto esta respuesta al "pacifismo" que caracteriza el movimiento independentista, recordando que se han producido multitud de manifestaciones masivas sin incidentes.

Puigdemont ha señalado que el conflicto solo puede solucionarse con diálogo político y con un referéndum acordado: "La única forma de resolver esto es dialogar, iniciar una negociación sin líneas rojas y en un clima de respeto por ambas partes".

Considera que "hay motivos para la esperanza" y que los ciudadanos tienen un papel capital en la reivindicación de la soberanía catalana, señalando que en este proceso son fundamentales las redes sociales.

"Sin Twitter, Facebook, Whatsapp, Telegram o Instagram no hubiéramos podido organizar nuestro movimiento ni compartir las imágenes de represión del Estado con el mundo", ha explicado.

Además, ha señalado que gracias a las redes sociales también se puede contrarrestar "la desinformación que vienen desde el Estado" para tratar de desvirtuar el proceso soberanista.