Menú Buscar
El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, posa tras la entrevista mantenida con Efe / EFE

El PSC intensifica las reuniones para coordinar su rechazo al referéndum del 1-O

La cúpula del partido insiste en que en ningún caso colaborará en “nada que sea ilegal o unilateral”

3 min

No es no. El PSC de Miquel Iceta rechaza absolutamente el 1-O, en tanto que es “ilegal” y “unilateral”. Ante este posicionamiento, la cúpula del partido intensifica las reuniones con sus alcaldes y cargos locales con el objetivo de coordinar la actuación el día del referéndum.

En este escenario, los dirigentes del PSC se reunieron con diez federaciones territoriales en la segunda quincena de julio, y lo harán con otras seis a principios de septiembre. En estos encuentros participan el mismo Iceta; la portavoz parlamentaria, Eva Granados; el secretario de acción política, Antoni Balmón, y el secretario de organización, Salvador Illa.

Nada al margen de la ley

El objetivo de estos encuentros con cargos electos y orgánicos es arroparlos, analizar la situación política en Cataluña, valorar el posicionamiento del PSC y dejar claro que los socialistas no deben participar en “ningún acto ilegal ni unilateral que pueda tener lugar en Cataluña” en los próximos meses, ha dicho Illa a Efe.

En sus declaraciones, ha asegurado que ningún alcalde socialista se saltará la ley, a pesar de que algunos se habían mostrado dispuestos a colaborar con el referéndum. La postura del PSC es clara: “No hacer nada al margen de la ley”, porque “no hay democracia sin respeto a la ley” y “fuera de la ley solo hay arbitrariedad y caos”.

Barcelona tampoco

En Barcelona, donde el PSC gobierna en coalición con la ambigua Barcelona en Comú de Ada Colau, se ha mostrado convencido de que el ayuntamiento no colaborará con el referéndum: “No contemplamos la posibilidad de que la alcaldesa de Barcelona se salte la ley”. En este sentido, el segundo teniente de alcalde de la ciudad, Jaume Collboni​ (PSC), ha declarado a Europa Press que no contempla “ningún tipo de decisión que no tenga amparo legal”.

La alternativa que propone Illa es “activar la vía del acuerdo” y “cambiar el callejón sin salida en el que se encuentra la política catalana desde 2012” para “buscar un nuevo acuerdo entre Cataluña y España”. Además, acusa al PP de estar “en el origen del problema” y ha pedido a los dos bandos que actúen con sentido común.

Destacadas en Política