Menú Buscar
Circular enviada a los operadores de los centros de coordinación de urgencias médicas ordenándoles utilizar exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones

Prohibido utilizar el castellano en el servicio de emergencias médicas de la Generalitat

La Consejería de Salud ordena a los operadores de los centros de coordinación de urgencias médicas utilizar exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones

28.06.2014 22:31 h.
5 min

La obsesión de la Generalitat por restringir el uso del español en el ámbito de la administración autonómica alcanza todos los rincones imaginables.

El último de los casos conocidos es el del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) -esto es, la asistencia urgente con ambulancias a través de los teléfonos 112 y 061-, donde la Consejería de Salud ordena al personal -tanto el de las ambulancias como el de los centros de coordinación- que utilice exclusivamente el catalán en todas sus comunicaciones.

Así lo recoge una nota interna enviada el pasado 5 de junio por una de las empresas subcontratadas por el SEM a los centros de coordinación de Barcelona, Hospitalet y Reus, y que, según ha revelado este sábado Pablo Planas en Libertad Digital, indicaba lo siguiente: "Os recordamos que el catalán es el único idioma autorizado por SEM para la comunicación diaria con las unidades [en referencia al personal de las ambulancias] tanto por emisora como por teléfono. Es de obligado conocimiento y uso para todos los gestores, independientemente del idioma que utilicen las unidades para dirigirse a CECOS (Central de Coordinación Sanitaria). La única excepción a este protocolo se produce en la emisora de ACD (Activación de Coordinación Domiciliaria) de la sala Barcelona, por su situación específica".

Informes negativos para los que utilizan el castellano

De hecho, los operadores telefónicos de las emergencias médicas en Cataluña aseguran estar sometidos a "escuchas selectivas" en su trabajo, hasta el punto de que se les ha rebajado la nota de calidad de servicio a los que han hablado en español con conductores y técnicos sanitarios.

Los "gestores" alegan que hablan en castellano a muchos de los conductores de las ambulancias para facilitar la comprensión del nombre de las calles y agilizar así la intervención.

Sin embargo, la Generalitat es inflexible a la hora de obligarles a utilizar el catalán como única lengua de comunicación entre ellos, pese a que ninguna ley avala la prohibición del uso de una de las lenguas oficiales. Solo acepta la excepción del centro de coordinación de Barcelona, donde abundan los sanitarios recién llegados de fuera de España que no dominan el catalán.

El precedente del "protocolo de usos lingüísticos"

Pero este no es el único caso conocido en el que se prohíbe el uso del castellano al personal de la sanidad autonómica. Hace poco más de dos años trascendió un protocolo distribuido por los servicios territoriales de la Consejería de Salud en Tarragona entre sus empleados en el que se les obligaba a utilizar el catalán durante toda su jornada laboral.

El documento, de doce páginas, indicaba textualmente que todos los trabajadores "siempre" deben utilizar el catalán entre ellos y con los pacientes "independientemente de la lengua que utilice el interlocutor", con la única excepción de que algún paciente "manifieste dificultades para entender el catalán o pida ser atendido en la otra lengua oficial".

El protocolo -aplicable a las comunicaciones internas y externas, a las conversaciones por teléfono, a los mensajes por megafonía, a los actos públicos protocolarios y cuando los médicos hablen entre ellos, especialmente cuando haya delante "terceras personas"- daba unas instrucciones muy precisas, especificando incluso que cuando el paciente tuviese "cierta dificultad" para entender el catalán, era preferible "hablar poco a poco" y "utilizar recursos no verbales y materiales gráficos de apoyo" antes de cambiar al castellano.

Comentar
MonnerSans 03/09/2015 - 20:03h
Sr. o Sra RS: Nuevamente Ud. vuelve a poner un ejemplo errado. El caso de Cataluña es absolutamente distinto al del Quebec. En Cataluña, y según la última encuesta recién publicada por la propia Generalitat -correspondiente a 2013- el 56% de la población tiene por lengua materna el castellano, y tan sólo el 31 % el catalán (el 13 % restante correspondería ya a otras lenguas). En consecuencia...¿Cuál sería el problema si el castellano, como Ud. tanto teme, "acaba imponíéndose"? ¿Acaso es normal prohibir el idioma de la mayoría de la población en un determinado territorio? ¿Sería admisible para Ud. que en el Quebec las autoridades sanitarias prohibieran el uso del francés? Aquí la única imposición, absolutamente fascista y por demás ilegal (aunque, por desgracia, desde hace décadas los diversos gobiernos de España consienten dichas ilegalidades de un modo tan suicida como cómplice) es la de quienes, como Ud., pretenden borrar del mapa el idioma materno de la mayoría de la población.
albertfonxe 03/09/2015 - 20:03h
El caso de Catalunya con las idiomas no tiene paragón en el mundo civilizado actual. Eso de penalizar idiomas, de prohibir o restringir el poder expresarse en una lengua es indicativo de una sociedad no sana. ¿En qué otros territorios del mundo se penaliza y se discrimina por hablar en una determinada lengua? Si se analizan los ejemplos, a muchos se les caería la cara de vergüenza.
Fraterno 03/09/2015 - 20:03h
Hace unos días me permitía replicar al Sr. Moreno,sobre el asunto que nos ocupa, de esta manera: pero...quién, con algo de información, (coja el metro y escuche la megafonía, tome el autobús y consulte los folletos de la TMB, vea o escuche los medios de propaganda -más que de información- públicos o del régimen, entre en un hospital, entre en una escuela, llame por teléfono a una dependencia pública,siga alguna sesión de eso llamado Parlament, lea las etiquetas de ls contenedores, entre en una gran superficie o establecimiento comercial -excepción del Corte Inglés-, pretenda que sus hijos se les enseñe EN español... )  como debería ser el caso del Sr.Moreno, y después de tres décadas de poder separatista (las dos primeras décadas y media, 'camuflados') puede afirmar con algo de sensatez que: ...Habrá que garantizar, más si cabe, la defensa del catalán, por ejemplo con una ley de lenguas,  Sr. Moreno, ¿quién en la región del nordeste 'ataca' a la lengua vernácula?
m.a. 03/09/2015 - 20:03h
Y, siguiendo con lo de la "sonrisa", encordar que hace uno años, cuando aún existían señalizaciones en español, fuero sistemáticamente saboteadas por "sonrientes patriotas fasziocatalanes" que después de destrozarlas escribían: "en Catalán". Ante la pasividad del Gobierno de la Nación ya lo han conseguido, pero en su ciego fanatismo, si no se les impide, no pararán hasta erradicar el español de toda la CA.
Juan Pérez 03/09/2015 - 20:03h
No ens hem d'alarmar. la tossuderia de la realitat és de tal magnitud que és molt difícil lluitar contra ella, tret que s'utilitzin estgratègies com les dels Khemers vermells de Camboia, que ja sabem com van acabar... Són anys de estadística que no tenen més aval que la meva pròpia font: encara no he passat pel costat d'una patrulla dels mossos fent una aturadeta en la seva dura tasca que no parli en castellà... I a buen entendedor...
Antoni Ferret 03/09/2015 - 20:03h
Jo crec que aquesta disposició de la Conselleria és exagerada. També crec que els comentaristes estan excessivament sensibilitzats en el tema de la llengua.
Juan Pérez 03/09/2015 - 20:03h
Pepitox, és innegable aquest propòsit elitista i aristocràtic, però em sembla que a la pròpia Caatalunya, ara mateix acaba de morir Ana Maria Matute, hi ha proves prou significatives com per entendre què vol dir i què significa el castellà. És un ddesig, sens dubte, però cau de la banda del títol de Cernuda: "la realidad y el deseo", i de moment, i em temo que per molt de temps, continuarà guanyant la rfealitat. Ara bé, posats a discriminar sobre els nivells d'ús del català i del castellà potser encara la raó estaria disposada a freqüentar la meva companyia, perquè si hi ha un ús pobre del castella a les classes populars, només has de parar l'orella al català popular, menestral, per descobrir el reflex exacte d'aquell castellà estebanil, i si parem esment en el català escrit llavors la situació és com per a posar-se a plorar i no parar.
Anibal 03/09/2015 - 20:03h
Hace años que el nacionalismo catalán declaró una verdadera “guerra” lingüística con el objetivo de separarse de España mediante el sistema concreto de separarse del uso del idioma español y fomentando el odio a España; sin embargo la mayoría de los partidos no nacionalistas, incluyendo C’s y UPyD nunca han querido o se han atrevido a plantear la defensa del idioma español y los derechos de quienes lo hablan (incluyendo los monolingües castellano hablantes) , como un tema vital y prioritario, puede que de vida o muerte política en esta guerra lingüística. Los que proponen como solución ideal la utopía de transformar a la sociedad catalana en bilingüe, todos catalano hablantes (que es una forma “Light” de imponer la obligatoriedad del idioma catalán) caen en un error, por cobardía o porque en el fondo el problema no les afecta demasiado . Solo la aplicación de la Ley y la Constitución a rajatabla puede restablecer el estado de Derecho.
AARON 03/09/2015 - 20:03h
Estamos hablando de sanidad y de urtgencias,es icreible, las ideas por encima de la vida de las personas.
BudiEsp 03/09/2015 - 20:03h
Un ejemplo más que demuestra lo enfermos que están los políticos de aqui y el complejo de inferioridad que sufren. Ya empezaron obligando a que la radio tuviera un % de emisión en catalán, y al ver que las radios lo cumplían por la noche, obligaron a que fuera en horario diurno. Esto solo tiene un nombre. ENFERMEDAD
1 2
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información