Menú Buscar
Alejandro Fernández, del PPC / EFE

El PP también censura a PSC: “Mimitos para Torra y desprecio para Roldán”

“Cataluña tiene un problema de calidad democrática”, ha dicho Fernández, quien acusa a los independentistas de practicar una “intolerancia de tintes xenófobos” con quien piensa diferente

07.10.2019 18:05 h.
3 min

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha defendido su apoyo a la moción de censura presentada por la líder catalana de Ciudadanos, Lorena Roldán, para combatir “la intolerancia de tintes xenófobos” del presidente de la Generalitat. En su intervención en el Parlament, se ha sumado a los reproches de la formación naranja al primer secretario del PSC, Miquel Iceta –que se ha desmarcado de la iniciativa de PP y Cs-- pues, según dice, tiene “mimitos para Torra y desprecio para Roldán”.

Ha dedicado sus primeras reflexiones a la “incompetencia en la gestión del gobierno, a su incapacidad de legislar y al desprestigio institucional” que supone “trasladar las decisiones a un ente fantasmagórico instalado en Waterloo (en referencia al Consejo de la República)”.

Puya para Cs

Ha defendido una “política, no de cartelitos --puya para Cs--, sino vigorosa y serena. Eso es lo que hicimos los días 6 y 7 de septiembre de 2017 –fechas en las que se aprobaron las leyes de ruptura en 2017-- por eso ganamos el debate, aunque perdimos la votación. Es lo mismo que pasará hoy”.

Ha criticado que Iceta dijera hace meses que “Torra le producía ternura. Hoy, dedica mimitos para Torra y desprecio para Roldán”.

Según el popular, “no existe un punto intermedio entre democracia y el caos y los disturbios” y ha rechazado que se tilde catalanofobia a quienes defienden la Constitución y las leyes. “Cataluña tiene un problema de calidad democrática, te insultan y te llaman ñordo”, ha dicho, tras expresar su deseo de que, algún día, llegue la alternancia política en “esta maravillosa tierra mediterránea”.

Frente a los “arrumacos” de Iceta, el popular ha criticado “la intolerancia de tintes xenófobos” de los independentistas, porque “odiar a uno por no sentir la identidad, es inconcebible”. Ha arremetido contra la “arcadia feliz” prometida por los líderes independentistas, mientras la ciudadanía se enfrenta a las fuerzas policiales “a cambio de nada”. El líder de los populares catalanes ha avisado de que “las huelgas no impedirán la sentencia del 1-O”.