Menú Buscar
Pedro Sánchez (c) junto al secretario general del PSC, Miquel Iceta (d), y la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon (i) / EFE

Parlon, Ballart, Mayoral y Giménez instan al PSC a rechazar el 155

Aunque el PSOE ha apoyado la medida, los cuatro alcaldes piden al PSC que "se oponga frontalmente y no valide, en ningún caso, su puesta en marcha"

3 min

Máxima presión para el PSC. Núria Parlon, Jordi Ballart, Josep Mayoral e Ignasi Giménez, alcaldes de Santa Coloma de Gramenet, Terrassa, Granollers y Castellar del Vallès, firman un escrito en el que instan al partido a rechazar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El Gobierno español ha anunciado medidas muy duras, que pasan por destituir al presidente Carles Puigdemont y todo su gobierno, y tomar el control del Parlament. El PSOE apoya esta iniciativa, lo que pone a los socialistas catalanes contra las cuerdas. Parlon es miembro de la ejecutiva federal del PSOE.

En esa nota conjunta, los alcaldes expresan "su más radical desacuerdo y rechazo a la aplicación del artículo 155 y las medidas que se derivan, comunicadas esta mañana por el gobierno del Estado" y piden al PSC que "se oponga frontalmente a esta medida y no valide, en ningún caso, su puesta en marcha. El proyecto de los socialistas catalanes se fundamenta en el ejercicio y constante fortalecimiento del autogobierno de Cataluña. La aplicación del 155 supone, de hecho, la suspensión de la autonomía de la Generalitat y del Parlamento de Cataluña, las consecuencias serían irreparables.

En contra de la ruptura

Instan a la Generalitat a no impulsar "ninguna medida irreversible y unilateral y que, por tanto, no haga ninguna declaración de independencia. No es momento de tomar ninguna decisión que facilite la ruptura y el choque de trenes, sino de devolver a la legalidad establecida en el propio Estatuto".

Proponen reconducir el conflicto, es decir, "negociar una solución política. Por todo ello, se debe hacer una apuesta clara por el diálogo. Es imprescindible detener el reloj, congelar todas las condiciones previas y sentarse a hablar, sin exclusiones ni líneas rojas".

Los cuatro ediles cree que la retirada del artículo 155 "debería implicar hacer posible una reforma constitucional con la participación de todos los grupos parlamentarios del Congreso, y también iniciar los trabajos en Cataluña para elaborar un nuevo Estatuto que dé respuesta a los anhelos de la sociedad catalana".