Menú Buscar
Inés Arrimadas, de Ciudadanos, uno de los grupos que recurrirá la reforma al TC / PARLAMENT

La oposición a la mayoría soberanista, incapaz de hacer frente común

Ciudadanos y PP apelarán al Tribunal Constitucional, pero van por separado, mientras el PSC descarta recurrir a la justicia, como CSQP

5 min

Portazo de la oposición al Gobierno de Carles Puigdemont. No obstante, los partidos unionistas son incapaces de hacer un frente común para tratar de frenar la reforma del reglamento de la Cámara que se ha aprobado este miércoles gracias a los votos de la mayoría independentista, Junts pel Sí y la CUP.

Las expectativas no han decepcionado y todos y cada uno de los pasos que se esperaban en el marco del último pleno antes de las vacaciones parlamentarias de verano —este año de solo 15 días—, han acontecido tal y como apuntaban las previsiones. Con 72 votos a favor, 63 en contra y cero abstenciones, el Parlament ha pulsado el botón de la desconexión de Cataluña del resto de España.

Tras la publicación en el DOGC

Una medida que dibuja un panorama ante el cual los dos grupos que la han apoyado han sido increpados por el resto de formaciones que, a sabiendas de la aprobación de la reforma, no han ocultado su asombro e indignación ante este paso hacia la presunta independencia en la recta final hacia la celebración de un referéndum el próximo 1 de octubre, una consulta que aún no ha sido convocada.

El Partido Popular catalán, liderado por Xavier García Albiol, ya anunció el pasado lunes que presentaría un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) para salvaguardar los derechos de los diputados de la oposición en el momento en el que se aprobase la reforma del reglamento. Y lo hará, según ha explicado una portavoz del partido, ciñéndose a los formalismos, en cuanto se publique la medida en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC).

Por el momento, se desconoce el calendario: “Depende de la prisa que se quieran dar desde el Gobierno”, han informado las mismas fuentes, que deducen que no tardarán. Tampoco se conoce el tiempo que pasará hasta que reaccione el Tribunal Constitucional en cuanto reciba el recurso. De momento, su máximo jefe de filas y presidente del Gobierno ha pedido un dictamen urgente no vinculante al Consejo de Estado sobre qué pasos dar.

PSC se lo piensa

La formación de Inés Arrimadas también presentará un recurso de amparo contra la reforma y lo hará “en breve”, según una portavoz de la formación. “Se está estudiando si se hace de forma conjunta con algún otro grupo”, ha añadido a preguntas de este medio sin precisar a qué grupo alude, aunque evidentemente solo podría ser el PP. Quien todavía no lo tiene claro es el PSC de Miquel Iceta: los socialistas sostienen que a hoy por hoy lo están meditando, aunque por el momento no son partidarios de recurrir a los tribunales.

Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP), por su parte, acusa a la mayoría soberanista de actuar como el PP en Madrid, pero no plantea una actuación directa contra el trámite exprés aprobado por la mayoría.

Al recibir las apelaciones, el Constitucional no suspenderá la ley y ésta seguirá su trayectoria natural, puesto que se trata de un recurso de amparo y no de inconstitucionalidad. La suspensión cautelar no se produce de forma automática, por lo que para llegar a ella deberán ser los propios partidos los que la soliciten.

La modificación del reglamento permite la vía de lectura única de una proposición de ley, en este caso la del referéndum unilateral, y se ha aprobado en el marco del pleno escoba, que ha celebrado este miércoles su segunda sesión y cuya duración se extenderá hasta el viernes.

Destacadas en Política