Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El nuevo jefe de los Mossos, Josep Maria Estela, posando con dirigentes del Govern junto a un enorme lazo amarillo secesionista el 16 de agosto de 2018 / @govern (TWITTER)

El nuevo jefe de los Mossos posó junto a un enorme lazo amarillo secesionista

Josep Maria Estela accedió a fotografiarse con la plana mayor del Govern junto a un símbolo favorable a los líderes del 'procés' en un acto institucional por los atentados del 17A

3 min

El nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Maria Estela, aceptó dejarse retratar junto a un enorme lazo amarillo de apoyo a los mandatarios del procés secesionista en un acto oficial del Govern de la Generalitat en el marco del primer aniversario de los atentados terroristas del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils.

La escena tuvo lugar el 16 de agosto de 2018 en Alcanar, localidad tarraconense donde la célula yihadista ultimaba sus planes criminales antes de estallar su vivienda por la fabricación de explosivos. El acto en cuestión pretendía ser un reconocimiento a la labor de los cuerpos de seguridad y de emergencia. En esas fechas, Estela era jefe de la región de la policía autonómica en las Tierras del Ebro.

#

El Govern secesionista de ese momento, sin embargo, no dudó en instrumentalizar el acto, colocando un enorme lazo amarillo de apoyo a los políticos presos del procés en una fotografía. Así, en la misma, además de Estela, también aparecen el entonces vicepresidente Pere Aragonès --ahora vicepresidente-- y varios consellers como el de Interior, Miquel Buch, y otros como Damià Calvet y Ester Capella.

Aragonès dedicó unas palabras elogiosas al exconseller de Interior Joaquim Forn --en aquellas fechas, encarcelado por el procés-- y el mayor Trapero --al cual ahora su Govern ha cesado-- por haber hecho que "el país se sintiera seguro" frente a los terroristas. 

Cese de un intendente que investigaba la corrupción

Estela fue nombrado este lunes nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, después de que la Generalitat cesara a Josep Lluís Trapero como mayor. Apenas 24 horas después de su nombramiento, una de las primeras decisiones de Estela fue destituir a Toni Rodríguez, un intendente de investigaciones criminales, a cuyo cargo estaban también algunas relacionadas con la corrupción política. Entre ellas, causas relacionadas con la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el exconseller Miquel Buch.