Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El juez Lluís Pascual Estevill / CG

Muere Pascual Estevill, el juez que pasó de azote de los empresarios de Pujol a corrupto

El magistrado, que tenía 89 años, fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de CiU

3 min

El juez Luís Pascual Estevill ha fallecido hoy a los 89 años. El jurista, que fue vocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de CiU, pasó de ser conocido como el azote de los empresarios pujolistas a ser condenado por prevaricación. El jurista ha muerto a las 15.16 horas en el Hospital de Barcelona.

Nacido en Cabacés (Tarragona) en 1933 en el seno de una familia humilde, Estevill fue pastor de cabras y prácticamente analfabeto hasta los 19 años. Pese a ello, logró licenciarse en Derecho a la edad de 33 años. En el tardofranquismo intentó entrar en política y, ya en democracia, ser senador por el CDS. Al no lograrlo, comenzó a ejercer la abogacía hasta que logró la plaza de juez mediante el cuarto turno en 1990. Ejerció primero en Terrassa y luego en Barcelona, donde investigó casos de corrupción que afectaban a empresarios relacionados con CiU, intocables hasta ese momento. La trayectoria vital y profesional de Estevill le convirtió en un juez estrella. Llegó a ser propuesto por los nacionalistas catalanes como miembro del CGPJ. Entre otros, instruyó los casos de los pagarés falsos de BFP o Macosa.

El clan de los mentirosos

Hasta que se descubrió que había extorsionado a empresarios inculpados en connivencia de Juan Piqué Vidal, que fue abogado de Jordi Pujol, Javier de la Rosa o Josep Lluís Núñez. Estevill mantuvo una estrecha relación con el consejero de Economía de la Generalitat, Macià Alavedra, quien le valió a este la dimisión. Alavedra sería condenado años después junto al Lluís Prenafeta, exsecretario de Presidencia y mano derecha de Pujol, por el caso Pretoria. Las correrías de Estevill y sus cómplices le valieron el calificativo de líder del clan de los mentirosos.

En 2005 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña condenó a Estevill por delitos de cohecho, extorsión, prevaricación y detención ilegal, tras considerar probado que había mantenido en prisión a inculpados que se negaban a pagarle una cantidad económica.