Menú Buscar
Un manifestante se enfrenta a los Mossos d'Esquadra junto a la Delegación del Gobierno en Barcelona / EFE

Los Mossos que investiga Torra: “Nos quieren agotar, no podrán con nosotros”

“Máximo cabreo” tras conocer el expediente abierto de unos altercados “nunca vistos en España”, según consta en el cruce de 'whatsapps' de agentes antidisturbios

22.10.2019 21:00 h.
5 min

“Lo hemos pasado mal, muy mal. Nos quieren agotar, pero no podrán con nosotros”. Habla un miembro de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d’Esquadra, que ahora será objeto de investigación por orden del presidente de la Generalitat, Quim Torra. Crónica Global ha tenido acceso al intercambio de mensajes vía whatsapp entre agentes de la policía autonómica que han formado parte del dispositivo policial desplegado para garantizar la seguridad ante los “violentísimos disturbios”, según definición del juez de guardia, registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés.

 
Furgón de los Mossos d'Esquadra lleno de pintura / CG

Fuentes policiales aseguran que el anuncio efectuado por el consejero de Interior, Miquel Buch, de incoar un expediente para determinar si los Mossos han cumplido con los protocolos para depurar las responsabilidades correspondientes, ha sentado “fatal” dentro del cuerpo. “El cabreo es máximo, aunque lo veíamos venir. La espada de Damocles lleva años encima de cualquier actuación sobre el procés. Y esto es para contentar a los CDR”, explican.

"Torra cede ante los CDR"

Se refiere a la presión de la CUP y de los Comités de Defensa de la República (CDR), que denuncian “represión policial” y piden la dimisión de Buch en las movilizaciones que, todavía hoy, se producen en las calles. No obstante, indican desde el cuerpo policial, que la División de Asuntos Internos (DAI) revise las imágenes “es un procedimiento habitual, se hace siempre. Lo que ocurre es que Torra cede ante los CDR y ha querido airearlo”.

Miquel Buch (i), consejero catalán de Interior, con Quim Torra, presidente autonómico / EFE
Miquel Buch (i), consejero catalán de Interior, con Quim Torra, presidente autonómico / EFE

Cuestionar la profesionalidad de los Mossos supone la puntilla para un cuerpo que, desde hace meses, denuncia falta de efectivos y de protección por parte la cúpula policial. Esos mensajes cruzados entre agentes evidencian el “profundo cabreo”, explican fuentes sindicales, tras recordar que “ha habido 300 mossos heridos”, mientras que el presidente Torra, “en lugar de hacer una defensa sin paliativos de su propia policía, una institución básica de su gobierno, visitar a los agentes y esperar a que todo se calme, anuncia actuaciones”.

Bolas de fuego contra los vehículos

En ese intercambio de mensajes, los agentes explican que “el objetivo era quemar furgonetas de antidisturbios”, en referencia al lanzamiento de bolas de fuego contra el depósito de combustible. Algo que, aseguran desde el cuerpo “no se había visto nunca en Cataluña”.

Lo pasamos mal, muy mal, trabajamos codo con codo con la UIP y alucinan con la violencia que hubo”, explica un agente de la Brimo, una unidad que se nutre de exmiembros del Ejército, donde conceptos como la lealtad imperan. Desde el cuerpo insisten en que las escenas vividas estos días, y que temen que puedan repetirse --“se han tomado un descanso”, avisan-- no las había presenciado “ni la Policía Nacional en el resto de España”

“Alucinábamos todos. Piedras, señales de tráfico, adoquines… todo era un caos”, escribe un mosso.

Jornadas de 15, 16 y 17 horas

“Hemos estado cumpliendo a base de 15, 16 y 17 horas diarias. Nos quieren agotar, pero no podrán con nosotros”, responde otro. En este sentido, las citadas fuentes sindicales aseguran haber tenido “sensación de boicot. En una comisaría de Barcelona, había cien compañeros de paisano preparados para salir y ayudar, pero no les dejaban”. Mientras tanto, los ARRO (Áreas Regionales de Recursos Operativos), prestando apoyo "sin uniformes adecuados y con cascos que no se utilizan en ningún país europeo". “Varios compañeros están lesionados, hay furgones destrozados”, resume otro agente.