Menú Buscar
Un Mosso d'Esquadra de espaldas al evento de Guardias Civiles en Sant Andreu de la Barca / CG

Mossos independentistas se niegan a custodiar los cuarteles de la Guardia Civil

Los mandos policiales han convocado para el lunes a los sindicatos para “analizar los escenarios policiales del otoño” en plena polémica por los encarcelamientos de los CDR

28.09.2019 00:00 h.
6 min

Sea por la falta de efectivos, sea por profesar una ideología independentista, agentes de los Mossos d’Esquadra han expresado su rechazo a custodiar los cuarteles de la Guardia Civil en Cataluña. Las detenciones, por parte de la Benemérita, de miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) que supuestamente habrían preparado actos terroristas han sido utilizadas por los grupos secesionistas para arremeter en sede parlamentaria contra el “Estado opresor”. Hasta el punto de que, el pasado jueves, Junts per Catalunya, ERC y CUP sumaron sus votos para que una propuesta de resolución favorable a la expulsión de la Guardia Civil de Cataluña saliera adelante, con la abstención de los comunes.

Esta iniciativa, que provocó una fortísima bronca parlamentaria que acabó con la expulsión del portavoz de Ciudadanos, Carles Carrizosa, mientras los secesionistas gritaban “libertad” ha incrementado la tensión interna que, desde hace meses, se vive en la policía autonómica, dependiente de una Consejería de Interior muy politizada. “Lo único que se comenta en mi escamot es que no se piensa reforzar el operativo Toga en los cuarteles de la Guardia Civil. Están alimentando el odio”, explica a Crónica Global un agente de los Mossos.

Se refiere al dispositivo de vigilancia que se puso en marcha para proteger edificios judiciales a principios de año, tras los ataques vandálicos cometidos por CDR a modo de protesta por el inicio del juicio sobre el referéndum del 1-O en el Tribunal Supremo. Esa custodia, que los sindicatos policiales llaman “vigilar paredes”, se ha ido reduciendo desde entonces hasta que, la semana pasada, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), José María Barrientos, ordenó retirar esa custodia en seis sedes judiciales --se mantiene en el Palacio de Justicia y en la Ciutat Judicial-- en base a un informe de los Mossos que apuntaba a una reducción del riesgo de nuevos ataques.

Sin embargo, el arresto de los CDR y la crispación política ha dado una vuelta a esa situación y durante esta semana ya han tenido lugar manifestaciones de protesta ante el cuartel de la Guardia Civil de la Travessera de Gràcia (Barcelona). Asimismo, el próximo 9 de octubre está prevista la celebración de la patrona de la Benemérita en el cuartel de Sant Andreu de la Barca (Barcelona). Previamente hay una fecha señalada, el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. A estas celebraciones se une la inminencia de la sentencia y de otro aniversario, el de la declaración unilateral de independencia (DUI) el 27 de octubre.

Interior envía 750 antidisturbios de CNP

El ministerio de Interior ya ha informado de que enviará a Cataluña 750 antidisturbios de la Policía Nacional, mientras que los Mossos anunciaron que utilizarán gas pimienta si se producen altercados en la calle. Tal como publicó este medio, no agradó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que trascendiera esa planificación de su policía autonómica, por lo que implicaría de enfrentamiento con los CDR. Torra pidió la cabeza del nuevo jefe de la Brigada Móvil (Brimo), Xavi Pastor, que accedió al cargo el pasado mes de enero, pero los mandos policiales lo impidieron. “La Justicia debe estar por encima de la fuerza y la venganza. Por encima de todo, proporcionalidad”, avisó Torra a los Mossos en su discurso de Debate de Política General.

La Brimo ya había estado en el punto de mira el año pasado, cuando la policía catalana cargó contra los radicales independentistas. “Hay muchos mossos que ni saludan a las patrullas de la Policía Nacional y Guardia Civil. A la Generalitat le interesa el conflicto de los CDR con esos cuerpos, no con los Mossos. No creo que nos manden apretar contra los activistas”, explican un mando de la policía catalana.

Enfrentamientos silenciosos en las comisarías

En ese estado de división interna, que provoca “enfrentamientos silenciosos en el día a día en las comisarias”, aseguran esas fuentes, se celebrará este lunes día 30 una reunión de los sindicatos con representación en el Consejo de la Policía con los mandos de los Mossos, con la finalidad de “analizar los escenarios policiales del otoño”, según reza el comunicado enviado a esas asociaciones.

“No sabemos que nos encontraremos”, apuntan desde los sindicatos convocados, pero “lo que está claro es que no dejaremos que vulneren nuestros derechos como trabajadores ni que se vuelva a incumplir el decreto de horarios, como se hizo con los dispositivos Cronos (antiterrorista) y Ágora (referéndum del 1 de octubre)”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información