Menú Buscar
Puigdemont sigue hacia adelante, lo que constituye un insulto a la sociedad catalana, independentistas incluidos / EE

Mandos de los Mossos falsificaron cuadrantes para facilitar la escolta a Puigdemont

Asuntos Internos, el CNP y la Guardia Civil investigan a diversos jefes policiales por captar el grupo de leales al expresidente que le protegen en Bruselas

28.02.2018 00:00 h.
4 min

La División de Asuntos Internos de los Mossos d'Esquadra (DAI) está investigando a un grupo de mandos de la policía autonómica por haber montado y amparado al equipo de seguridad del Carles Puigdemont en Bélgica. Se sospecha de ellos por reclutar a los agentes que de forma alterna pero contante se encargan de proteger al prófugo en aquel país y por haberles dado cobertura legal a sus actividades “no oficiales”. En este sentido, tanto el Cuerpo Nacional de Policía como la Guardia Civil han hecho llegar también a la Fiscalía datos concretos de posible falsificaciones documentales que fueron necesarias para dar cobertura de legalidad a la actuación de esos policías.

En concreto, se investiga a diversos inspectores de los Mossos que habrían firmado cuadrantes de vacaciones para esos agentes, unos descansos que no se corresponden con la realidad. Esas falsificaciones pretendían dar apariencia de legalidad a un servicio no oficial que, sin embargo, estaba tutelado y orquestado por altos mandos de la policía autonómica.

Grupo de escoltas de... Puigdemont

Uno de los nombres que suena en esta investigación es el del inspector Francesc Camprubí Salvó, exjefe de la unidad de escoltas y que hace un mes pidió su pase a la segunda actividad. Según fuentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Camprubí firmó algunos de estos a cuadrantes antes de solicitar su pase a la reserva. De hecho, los datos que de forma periódica llegan a la Fiscalía apuntan que es la jefatura del grupo de escoltas la atalaya que utilizan los acérrimos seguidores de Puigdemont en los Mossos para montar su “burbuja” de seguridad, un grupo que, como ya adelanto Crónica Global, lo componen entre 10 y 15 uniformados.

Entre los policías que de forma intermitente se desplazan a Bruselas para arropar al expresidente, figuran destacados miembros de ese grupo de escoltas (uno de ellos, el controvertido sargento Lluís Escola), otros dos de la brigada móvil y un exmiembro del GEI, el Grupo Especial de Intervención. Según los datos de que dispone la Fiscalía, un subinspector, considerado el número tres del equipo de Camprubí, sería el encargado específicamente de captar a los miembros de este equipo.  

La DAI los investiga

Este medio ha podido saber que agentes especiales de la DAI ya han tomado declaración en calidad de imputados a diversos miembros o colaborares de esta cuadrilla, entre ellos, al exagente de los GEI.

La Fiscalía dispone de constante y fiable información al respecto a través de personajes anónimos y de la aportación diversos mossos que, disconformes con esa trama y especialmente después de la aplicación del artículo 155, se han prestado a colaborar con los investigadores.