Menú Buscar

Miedo al vacío del 155

La retirada de la intervención tras la formación del nuevo Govern y la moción de censura contra Rajoy abren muchas incógnitas que preocupan al empresariado más conservador

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo (i), saluda al presidente del Circulo de Directivos alemanes, Albert Peters (d), antes de pronunciar una conferencia donde habló de la aplicación del 155 / EFE
31.05.2018 00:00 h.
4 min

“¿Y ahora qué?”, se preguntaban los asistentes a la conferencia que ayer pronunció el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, en el Círculo Ecuestre. Entre los asistentes, dirigentes del PP catalán, pero también una nutrida representación del empresariado conservador, que teme nuevos episodios de desafío secesionista, una vez se haya levantado el artículo 155.

La retirada de la intervención del Gobierno es inminente, pues después de varios días de tira y afloja epistolar entre Quim Torra y el Ejecutivo de Mariano Rajoy, el presidente catalán ha desbloqueado la formación de su Govern, prescindiendo de la restitución de consejeros encarcelados o fugados.

El eco del "¡Todos a la cárcel!"

“¿Y ahora qué?”, insistieron varios socios del Ecuestre en el turno de preguntas. Y es que el consell executiu de Torra, dicen, apunta maneras, de ahí que algunos insinuaran la posibilidad de alargar el 155. E incluso aplicarlo de una forma más contundente, en la línea de lo que sostiene Ciudadanos.

Entre las paredes del Ecuestre todavía resuena el eco de la polémica protagonizada por el empresario alemán Karl Jacobi quien exclamó “¡Todos a la cárcel!” durante una conferencia del presidente del Parlament, Roger Torrent. Léase, medidas más contundentes contra el processisme. De ahí que, ayer, uno de los invitados recordara al representante de un Gobierno que podría tener las horas contadas, que la aplicación del 155 no se ha traducido en el retorno de las empresas fugadas, por ejemplo.

La conciliación del Círculo de Economía

Millo desgranó todas las bondades de una medida aplicada “con determinación y contundencia” porque “no es necesario sobreactuar”, advirtió en alusión a la formación naranja. Restauración del orden constitucional, desbloqueo de las políticas sociales, cese de las "estructuras de estado" fueron algunos de los objetivos logrados con el 155.

“Soy un demócrata y el compromiso es levantar el 155, que se acordó por consenso. Pero estaremos muy atentos y si vuelven a desafiar a la ley, actuaremos”, aseguró el popular. Lo dijo en vísperas del debate sobre la moción de censura presentada por Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy, lo que añade incertidumbre sobre las futuras respuestas a nuevos pulsos rupturistas de un hipotético gobierno apoyado por independentistas. ¿Habrá concesiones a los populismos? Esa es la inquietud, expresada por el presidente del Ecuestre, Alfonso Maristany.

Y llegó el Círculo de Economía

El clamor del Círculo Ecuestre contrasta con la postura del Círculo de Economía, que precisamente hoy inaugura sus XXXIV Jornadas en Sitges (Barcelona), algo deslucidas por la ausencia de los líderes políticos españoles que estarán en el Congreso debatiendo la moción. Este lobby económico apuesta por un nuevo Estatut con rango de "constitución catalana", blindar la lengua catalana y elevar el autogobierno. Una receta que ha causado fuertes críticas por parte de sectores empresariales que las consideran anacrónicas, pues el procés, dicen, ha avanzado hasta posiciones tan rupturistas que hacen difícil la reconciliación.

¿Quiere hacer un comentario?