Menú Buscar

Mas afirma que su papel en el ‘procés’ terminó en 2016

El expresidente insiste en que el objetivo sigue "vigente" y "no es un capricho de cuatro locos"

14.11.2017 23:17 h.
4 min
Los candidatos al 21D por Catalunya en Comú, Xavier Domènech (2 i), y del PP, Xavier García Albiol (3 i), y los expresidentes catalanes Artur Mas (3 d) y José Montilla (2 d), en el coloquio organizado por Club Siglo XXI en Madrid / EP

Sí, pero no. No, pero sí. El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha reconocido que él encendió la mecha del procés, para decir acto seguido que se apartó antes de que estallara todo con la DUI. En esta línea, ha asegurado que el objetivo sigue "perfectamente vigente" y no es "un capricho de cuatro locos o cuatro gatos”.

“Soy el principal responsable de este proceso, pero no el único, hasta el 10 de enero de 2016”. Ese día fue investido Carles Puigdemont con el apoyo de JxSí (PDeCAT y ERC) y la CUP, después de que los antisistema pidieran su cabeza. Lo ha dicho en un coloquio en Madrid organizado por el Club Siglo XXI.

Asesoramiento ocasional

En esta línea, sin embargo, explica que el sí hizo un gesto último a favor del procés: “En vez de convocar elecciones, decidí marchar”. Ha compartido escenario con el también expresidente José Montilla y con los candidatos al 21D del PP, Xavier García Albiol, y de Catalunya en Comú, Xavier Domènech.

Según Mas, durante los últimos meses, los previos al referéndum y posterior declaración unilateral de independencia, ha “colaborado" con el "proceso" cuando ha sido "consultado", limitando así su participación en las decisiones del Govern de Puigdemont a un rol puntual de asesoramiento.

"La demanda del pueblo"

Sin embargo, Mas ha defendido la naturaleza "democrática" y "no violenta" del procés durante los últimos cinco años, en los que "no ha habido ningún problema importante de orden público", ha destacado, y también a sus protagonistas. "No son unos incultos ni unos ignorantes", ha dicho ante el auditorio madrileño.

Mas ha reclamado que se escuche la demanda del independentismo para ofrecer desde el Gobierno de España "respuestas a la altura de las circunstancias". "Y esto necesita una respuesta política más allá de meter a gente en la cárcel, o aplicar la intervención de la autonomía catalana”.

El asunto de la financiación autonómica

También durante el acto, ha desvelado que no pidió "ni un euro" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante las "numerosas" reuniones que mantuvieron a lo largo del año 2012 para negociar un nuevo pacto fiscal para Cataluña.

Mas que resume sus demandas de entonces en la equiparación de Cataluña al régimen de Navarra y País Vasco: "No le hablé de cupo, pero la respuesta de Rajoy fue taxativamente que no". Ha respondido así a las acusaciones de Albiol, quien ha reprochado al expresidente que reclamara “mejor financiación” cuando España estaba “en la UCI”.

¿Quiere hacer un comentario?