Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Andreu Mas-Colell, exconsejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat / EUROPA PRESS

Mas-Colell reclama al independentismo que diga sí a la oferta de Aena para El Prat

El exconsejero de Economía pide que la puerta que Aena abre, para ampliar la tercera pista del aeropuerto, no se cierre para no arrepentirse luego

3 min

Una lección que Andreu Mas-Colell tiene clara: no vale protestar después, con lloros y quejas frente a Madrid cuando ahora ese mismo Gobierno central ofrece una gran oportunidad de futuro. El exconsejero de Economía reclama al independentismo, aunque directamente a JxCat y al que ha sido hasta ahora consejero de Territorio, Damià Calvet, que se acepte la oferta de Aena, que preside el socialista Maurici Lucena y se afronte la ampliación de la tercera pista del aeropuerto de El Prat, al margen de todas las dificultades técnicas y medioambientales que comporta.

“La decisión cae por su propio peso”, señala Mas-Colell, en un artículo en el diario Ara, donde colabora de forma habitual. El economista y exconsejero intervendrá en el acto que ha organizado Foment con entidades económicas el 2 de junio en Esade para defender la opción de Anea. El argumento de Mas-Colell es claro: “Nos guste o no es Aena quien puede abrir la puerta al proceso de expansión del aeropuerto. Lo ha abierto. Lo celebro. Y me molesta que en el momento de evaluar posibles sedes de la Agencia Europea de Medicamentos, el aeropuerto de Amsterdam estuviera mejor considerado que Barcelona”.

El presidente de Aena, Maurici Lucena / TV3
El presidente de Aena, Maurici Lucena / TV3

Lo que defiende Mas-Colell es que la Generalitat no puede quedarse con los brazos cruzados, pensando que la operación es tan compleja que, en realidad, no podrá salir adelante. Entiende que Aena abre ahora esa posibilidad, y que si se dice no, costará mucho recuperar el proyecto. “Si lo paramos ahora, yo creo que será el final y no lo podremos reabrir”.

El peso de la Historia

La consideración del exconsejero de Economía es que Aena ha hecho sus cálculos y considera que se trata de una buena operación. Luego se deberá negociar con la Unión Europea y con la red Natura 2000. Y nadie puede asegurar que, con el paso de los años, o con una evolución distinta del tráfico aéreo, esa posibilidad que presenta ahora Anea deje de ser interesante. Es necesario, por tanto, a juicio de Mas-Colell, dar un sí a Aena.

El economista toma un ejemplo histórico, tomado del historiador Antonio Fernández Luzón, colaborador de Crónica Global, que afectó a la ciudad de Barcelona. El Consell de Cent se negó a tener una universidad que ofrecía el rey Martí en el siglo XV. Pero 40 años más tarde, el mismo Consell de Cent le pedía al rey que la ciudad necesitaba un “Estudi General”, que le reportaría “gran profit y fama”.  Y pasaron hasta 80 años más hasta que la Universidad en Barcelona fue una realidad.