Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exalcalde socialista Manuel Bustos, condenado por corrupción / EUROPA PRESS

La Audiencia de Barcelona da un mes al exalcalde Manuel Bustos para ingresar en prisión

El tribunal le solicita que cumpla con su segunda condena, de tres años de cárcel, por el ‘caso Mercurio’

4 min

La Audiencia de Barcelona da un mes al exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos, para que ingrese en prisión. Lo hace al denegarle la suspensión de la pena de cárcel que su defensa había solicitado en un auto que ya ha sido notificado a las partes en el que le recuerda que no ha sido condenado por un "delito de corrupción política" como alegó "porque la actuación consistió en alunar dos multas de tráfico" que recibieron familiares suyos. 

El auto se reafirma en la pena al exalcalde socialista que es el protagonista del caso Mercurio. Por esta actuación, una de las primeras piezas que se juzgó, se dio por probado que Bustos había cometido dos delitos de tráfico de influencias penado cada uno con 18 meses de prisión, así como ocho años de inhabilitación especial para el desempeño de un cargo público. 

Tráfico de influencias

Se trata de la segunda condena a la gestión que realizó durante más de 10 años en la ciudad metropolitana. Bustos tiene otra firme de un año y nueve meses de cárcel que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le impuso en 2015 por usar su influencia sobre una alcaldesa de su mismo partido de una ciudad próxima a Sabadell, Montcada i Reixach, para que diese un cargo público una exresponsable del gobierno tripartito de la Generalitat. 

En ese caso, al no llegar a los dos años no ingresó en la cárcel. La defensa de Bustos solicitó la suspensión de la pena actual en base a que el "beneficio económico que obtuvo fue nimio" y que intentó reparar el daño causado al realizar un curso de Transparencia y Anticorrupción en la gestión Pública entre abril y mayo de 2017 y que abonó la responsabilidad civil. 

Argumentos de la Audiencia de Barcelona

Con todo, el tribunal le indica que la formación "fue una de las condiciones impuestas en la suspensión de la pena impuesta en la sentecia de 30 de marzo de 2015", la que dictó el TSJC, y que, por tanto, "no nos ofrece ninguna conducta a valorar, esta resulta neutra puesto que deriva de una obligación en la suspensión". 

El exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos, en una declaración ante el juez / EP
El exalcalde de Sabadell, Manuel Bustos, en una declaración ante el juez / EP

También reconoce que el coste de las dos multas era "nimio" para el bolsillo del exalcalde, "pero su actuación supuso un descrédito gratuito para la administración pública, y este descrédito fue causado precisamente por la autoridad con más rango en el ámbito municipal como es el alcalde la utilizó en su propio beneficio". Además, acusa a la defensa de intentar "banalizar" los "fines de prevención general relacionados" con el delito de tráfico de influencias. 

"Es cierto qued han pasado nueve años desde los hechos y es cierto que ha abonado la responsabilidad civil, pero también lo es que esta condena no es la primera, que tiene otros procedimientos en curso y que no se vislumbra ningún motivo por el que debe otorgarse la suspensión extraordinaria en este caso concreto", concluye. Bustos deberá elegir ahora dónde cumple la condena.