Menú Buscar
Montse Venturós, alcaldesa de Berga, arropada por dirigentes de la CUP tras negarse a declarar ante la juez / CG

Los alcaldes de la CUP ejercen ya la desobediencia a los tribunales

La primera edil de Berga se niega a declarar ante la juez, tras ser imputada por mantener la bandera independentista en la sede consistorial  

Redacción
3 min

La CUP ha pasado a la acción y, tras poner negro sobre blanco su intención de desobedecer a la justicia española en una polémica moción en plena tramitación parlamentaria, ha ejercido el desacato a los tribunales. La alcaldesa de Berga (Barcelona) y miembro de esta formación, Montse Venturós, se ha negado a declarar ante la juez que la había citado como imputada por negarse a retirar la bandera independentista de su edificio consistorial durante la campaña de las elecciones catalanas y generales, contraviniendo así las instrucciones de la Junta Electoral Central.

Venturós ha acudido a la sede judicial, pero no ha entrado en el despacho del magistrado para visualizar el pulso ante una institución estatal. Lo ha hecho arropada por dirigentes de la CUP, así como por representantes de las plataformas soberanistas ANC, Òmnium Cultural y Súmate. Una vez constatado el plante, la magistrada ha acordado citar a la alcaldesa por segunda vez y, en caso de que tampoco comparezca, adoptará las medidas que oportunas.

Arenga 

La celebración de ese desacato, que ha sido muy mediática, ha esta protagonizada por la arenga de la primera edil a la ciudadanía. "Desobedeceré, sin miedo, para obedecer el mandato del pueblo y no de los tribunales españolistas".

"Hoy no declararé, desobedeceré por la independencia, por coherencia con el derecho a desobedecer, que es una herramienta que ha elegido la CUP para defender los derechos civiles y sociales de los independentistas ante el envite de los tribunales españoles", ha manifestado, tras instar a la sociedad civil a apoyar a los cargos electos que deciden desobedecer.

Requerimiento de la Audiencia Nacional

El Ayuntamiento de Berga recibió la semana pasada un requerimiento de la Audiencia Nacional por haber aprobado en el pleno municipal una moción de apoyo a la resolución de ruptura aprobada por el Parlament el pasado 9 de noviembre, que fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Berga había citado para hoy como investigada a la alcaldesa para dar cuenta de dos procesos paralelos por desobedecer los requerimientos de la Junta Electoral para retirar la 'estelada' de la fachada del Ayuntamiento en las pasadas elecciones catalanas del 27S y las generales del 20D.

La consejera de Presidencia, Neus Munté, ha rehusado valorar la desobediencia de la alcaldesa de Berga. “No entramos a valorar la decisión que respetamos, pero somos conscientes de que esta cuestión se está produciendo de forma insistente y somos muy críticos respeto a la persecución y criminalización en relación a ayuntamientos de distintos colores o entidades", ha dicho.