Menú Buscar
El actor Juanjo Puigcorbé (ERC), en su escaño de concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Barcelona, lejos de sus antiguos compañeros Alfred Bosch (d) y Jordi Coronas (d) / EFE

Lo que ERC oculta del caso Puigcorbé

Las malas relaciones del actor con Alfred Bosch y el coordinador de Cultura en la Diputación, Josep González, unidas a las quejas laborales, propiciaron la expulsión del concejal

3 min

“Puede que ERC no estuviera preparada para tener como concejal a un independiente”, comentan fuentes municipales. Se refieren a Juanjo Puigcorbé, que desde su toma de posesión como concejal tras las elecciones municipales de 2015 pasó a llamarse Joan Josep Puigcorbé.

El desencadenante de la marcha, a regañadientes, de Puigcorbé es un informe de la Diputación de Barcelona en el que le acusa de maltrato laboral. En este ente supramunicipal era muy comentado el fuerte carácter del actor, pero también el hecho de que los motivos de queja, recogidos en una encuesta de clima laboral, ni siquiera llegaron a plasmarse en una denuncia. “Hay técnicos que no llevaban bien eso de que un político les diera órdenes. A su vez, Puigcorbé no toleraba que le dirigieran desde el partido y le impusieran la política cultural a seguir”, apuntan fuentes de la oposición en la Diputación.

Una emboscada

Las relaciones entre el líder municipal de ERC, Alfred Bosch, y su fichaje electoral comenzaron a deteriorarse muy pronto, lo que abona la tesis de que, una vez logrado un candidato de relumbrón, el partido decidió que ya no le necesitaba. Especialmente tensas eran los contactos entre Puigcorbé y Josep González Cambray, coordinador del Área de Cultura, Educación y Deportes en la Diputación de Barcelona. Este político y escritor fue el jefe de campaña de ERC en las municipales de 2015 y es secretario general de ERC en Barcelona.

“Había una batalla política dentro de ERC y las quejas laborales han permitido tenderle una emboscada a Puigcorbé, al que exigían obediencia”, añaden las citadas fuentes, sin subestimar el dictamen laboral, que apunta a situaciones de menosprecio hacia los trabajadores, que sufrieron episodios de estrés y nervios.

El actor de televisión y teatro se estrenó ayer como concejal no adscrito en el pleno celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona. En la Diputación, el caso Puigcorbé se tradujo en renuncias de ida y vuelta por parte del políticos. Tras conocerse el informe, y tras las presiones del vicepresidente primero de la Diputación, Dionís Guiteras, Puigcorbé dimitió. Pero después retiró ese cese para luego volver a presentarlo, dado que no se puede ser miembro de la Diputación sin ser concejal.