Menú Buscar
Imagen general del Parlament, en el que la lista de Carles Puigdemont no superaría a ERC en unas nuevas elecciones / EP

La lista de Puigdemont no superaría a ERC en unas nuevas elecciones

Ciudadanos volvería a ganar los comicios al Parlament con 34 diputados, mientras que Junts per Catalunya y Esquerra empatarían con 32

11.05.2018 11:38 h.
3 min

Carles Puigdemont no hubiera podido mejorar los resultados del 21-D con unas nuevas elecciones. La nueva encuesta del CEO deja a Ciudadanos con una nueva victoria electoral, sobre los 34 diputados, mientras que Junts per Catalunya y ERC empatarían a 32 diputados.

El expresidente de la Generalitat ha jugado en los últimos meses con esa posibilidad, con la de forzar unos nuevos comicios que diera a su lista electoral una gran ventaja sobre los republicanos, con lo que lideraría el campo independentista y avalaría su estrategia de mantener el pulso con el Gobierno del PP, desde su “exilio”.

La especulación de Puigdemont

Las formaciones independentistas, en cualquier caso, repetirían su mayoría absoluta, y obtendrían entre 70 y 75 diputados, por delante de los 68 necesarios para la mayoría absoluta, gracias, en parte, a la subida de la CUP, que mantiene ahora en suspenso la posible elección de Quim Torra como presidente. La CUP valora si se abstiene o vota en contra. En ese caso, se truncaría la investidura. Y es que la CUP sabe que podría obtener más diputados en unas nuevas elecciones.

Las horquillas que ofrece el CEO deja a Ciudadanos, liderada por Inés Arrimadas con 33-34 diputados; mientras que Junts per Catalunya obtendría 30-32 escaños, y Esquerra entre 29 y 32 diputados. Todo bastante lejos de los 40 escaños con los que especulaba el entorno de Puigdemont, advirtiendo con ello a los republicaos de que lo mejor era aceptar las condiciones del expresidente.

La CUP, salta a los 11 escaños

El resto de fuerzas políticas también experimentan cambios. El PSC perdería entre dos y cuatro diputados y se quedaría con 13-15 escaños; por los 11 de Els Comuns, que ganarían tres; y el PP se quedaría en la misma franja de 3-4 diputados, por los cuatro actuales.

El salto neto lo experimenta la CUP, que pasaría de los cuatro obtenidos el 21-D a los 11 que retrata la fotografía del CEO. Eso podría incentivar a la formación anticapitalista a reformular su apoyo o abstención en la investidura que se ha convocado para este sábado en el Parlament.

 

 

 

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información