Menú Buscar
Laura Borràs, en el BMW de una amiga / @lauraborras

Laura Borràs ve un gesto de "colonización" pasarse al castellano

La diputada de JxCat desprecia el bilingüismo junto a miembros del excluyente grupo Koiné en un acto en la Universitat Pompeu Fabra

4 min

Laura Borràs, diputada de Junts Per Catalunya (JxCat) y exconsejera de Cultura de la Generalitat, lanzó este miércoles un alegato contra el bilingüismo durante una conferencia en la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Durante la misma, la dirigente nacionalista pidió a los catalanohablantes que no se dirijan en castellano a sus interlocutores, ni siquiera cuando éstos se dirigen a ellos en este idioma: "Nos tenemos que hacer fuertes con esto, es de justicia, porque si no lo hacemos nosotros, no lo hará nadie más", afirmó.

"Falta de respeto"

La política postconvergente puso como ejemplo su etapa como profesora en la Universidad de Barcelona (UB), donde se negó a hablar en castellano cuando algunos alumnos se lo requerían al no entender el catalán. A su peculiar modo de ver, tales peticiones suponen "una falta de respeto". "Estaban vulnerando los derechos del resto, porque se habían matriculado sabiendo que la clase se impartía en catalán", sostuvo.

"No ven que sea una falta de respeto porque no respetan los derechos lingüísticos. Esta actitud de sumisión y colonización nos la hemos de sacar de encima", abundó.

Laura Borràs, durante su charla en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) / @fnec (TWITTER)
Laura Borràs, durante su charla en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) / @fnec (TWITTER)

En el acto, organizado por la Federació Nacional d'Estudiants de Catalunya (FNEC) participaron también Josep Maria Virgili y Diana Corominas, miembros del grupo Koiné, que defiende la erradicación de la lengua castellana en Cataluña.

El castellano, "lengua de imposición"

Virgili, exprofesor y catedrático del Institut de la Llengua Catalana, calificó al español como "una lengua de imposición", y consideró "falso" que sea "la lengua común" de España. "En lugar de decir eso, tendrían que decir que es la lengua de una parte de los ciudadanos del Estado español, una lengua de imposición a otra parte, a los que hablan catalán, vasco o galaicoportugués". Razón por la cual, según el docente ultra, "tendrían que pedir disculpas por esta imposición, pero no lo harán".

Virgili lamentó que las instituciones catalanas no adopten políticas lingüísticas más excluyentes y discriminatorias respecto al castellano que las ya existentes: "Tenemos que decir basta, se ha acabado la historia, ¿qué quiere decir esta subordinación lingüística constante?".

"No hablar otra lengua que el catalán"

A su modo de ver, "dentro de los Países Catalanes (sic) no tenemos que hablar otra lengua si no es el catalán, y si es un recién llegado que hace dos días que ha llegado, que me lo diga y hablaré castellano o la lengua que yo sepa". Según su apocalíptica opinión, "si no cambiamos de actitud, el catalán desaparecerá".

El exprofesor, asimismo, reivindicó la existencia de los "Países Catalanes" porque, según él, "Cataluña no es España", sino "un territorio parcialmente ocupado por España" y por eso ve "muy importante reivindicar la Cataluña Norte", en alusión al sur de Francia. "Dentro del Reino de España ni podemos tener ninguna esperanza para el catalán pese a las mesas de diálogo y gestos", añadió.