Menú Buscar
Alumnos del Consorcio Para la Normalización Lingüística, en una imagen de archivo / CPNL

La Generalitat ahoga el consorcio encargado de promocionar el catalán

La falta de recursos amenaza el futuro del Consorcio para la Normalización Lingüística, coladero de altos cargos e informes encargados a dedo a consultoras vinculadas a CDC.

3 min

El Consorcio Para la Normalización Lingüística (CPNL) languidece sin que el Gobierno de Carles Puigdemont parezca demasiado interesado en revitalizar una entidad encargada de fomentar el conocimiento de la lengua catalana. Recortes presupuestarios, reducciones de plantilla y precarización laboral amenazan el futuro de este Consorcio, coladero de altos cargos e informes encargados a dedo a consultoras vinculadas a CDC. La Generalitat se encomienda a los futuros presupuestos de 2017 para enderezar este ente, pero no escatima dinero en recolocar a altos cargos. El mes pasado, el consejero de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, creó un puesto a la medida de la veterana convergente Pilar Pifarré: el de coordinadora de Recursos y Servicios del CPNL. El sueldo es de 95.000 euros.

La diputada del PP María José García Cuevas pidió explicaciones ayer al consejero en el Pleno del Parlamento catalán sobre lo que califica de "agonía" del Consorcio. "Estamos por el catalán, porque forma parte de nuestro patrimonio cultural. Estamos por el derecho a aprenderlo, conocerlo y usarlo con libertad. Y el Consorcio es un elemento necesario, equilibrador de las dos lenguas, con su trabajo profesional y capilar. Por eso estamos con el Consorcio y su gente", dijo. Cuevas se reunió recientemente con miembros del comité de empresa del CPNL, quienes denuncian recortes de plantilla del 30% y una reducción del presupuesto, que ha pasado de 36 millones a 25 millones. Contratos temporales, precariedad y despidos, aseguran, han sido una constante en este Consorcio en los últimos seis años. De ahí que Cuevas haya formulado varias preguntas parlamentarias al Gobierno catalán, que se ha limitado a dar largas y encomendarse a los nuevos presupuestos de 2017.

Plan director

El CPNL está cofinanciado por la Generalitat (65%), ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones (35%). En 2015, la aportación del Gobierno catalán ascendió a 18 millones, mientras que los entes locales aportaron 7,7 millones, mientras que los ingresos por la actividad propia del CPNL (matrículas, expedición de documentos, ventas, etc.) fueron de 1,9 millones.

Asegura la Consejería de Cultura que el Plan director del CPNL presentado en el Parlamento en 2014 están en marcha.

Se da la circunstancia de que la Generalitat encargó en 2013 a la consultora Deloitte, vinculada a David Madí --exmano derecha de Artur Mas-- el informe sobre ese plan director con un coste de 60.000 euros. Un informe que lleva olvidado en un cajón durante tres años.

La diputada popular cree que la Generalitat ha dado la espalda a este Consorcio porque no es una estructura de Estado, mientras que sí le interesa subvencionar otras entidades con más connotaciones secesionistas, como Plataforma per la Llengua.