Menú Buscar
Pedro Sánchez (D) ha recibido hoy en el Congreso a Juan Rosell (CEOE) y a Antonio Garamendi (Cepyme).

La CEOE dice que el programa del PSOE está lleno de "buenas intenciones"

Juan Rosell marca distancias con Pedro Sánchez tras reunirse en el Congreso con el candidato socialista a la investidura

Redacción
3 min

Tras reunirse con Pedro Sánchez en el marco de las reuniones que el secretario general del PSOE mantiene de cara a su investidura, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha declarado que el programa económico de los socialistas está "lleno de buenas intenciones”, y que lo que hace falta es “concretar entre todos cuánto cuesta”. Ese cálculo sería muy práctico, ha dicho, para iniciativas como la renta mínima vital.

Además de calcular su coste, después hay que conocer cuál sería su plazo de implementación, ha añadido en una clara toma de distancia del candidato socialista a la investidura como presidente del Gobierno. El presidente de la gran patronal española, que ha acudido al Congreso de los Diputados en compañía de Antonio Garamendi, presidente de Cepyme, ha puesto varios ejemplos sobre planes y proyectos --como ampliar el seguro de desempleo a tres años o reducir el IVA de los juguetes-- para precisar que en principio todo el mundo estaría de acuerdo.

Cuadrar los números

“Es tremendamente importante, porque al final los números tienen que cuadrar, porque hay que bajar el déficit y empezar a reducir la deuda", ha advertido, instando a aprovechar el incremento del PIB y el bajo coste de la financiación para acometer esos objetivos.

“Si consultamos a los ciudadanos si la duración del subsidio debería ser de tres años, la mayoría dirán que sí, pero hay que calcular cuánto costaría y cómo se pagaría”, ha señalado Rosell.

Para dejar más clara su posición, el empresario ha elogiado la situación actual de España en relación a hace cuatro años, lo que supone un espaldarazo a la política económica desarrollada por el PP. El patrón también se ha referido a la necesidad de luchar contra la economía sumergida, que puede mejorar el PIB en más de un punto.

Negociar con Bruselas

Antes que los empresarios, Sánchez había recibido a los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez. Ambos coinciden en que España necesitará más flexibilidad en la senda de reducción del déficit de la que el PSOE plantea negociar con Bruselas si consigue formar Gobierno, aunque reconocen que valorarán si el líder socialista arranca de Bruselas al menos el margen de llegar al 1% en 2019.

Los sindicatos consideran que el programa del PSOE es "una buena base de partida" aunque recuerdan que lo realmente importante será el acuerdo final de reformas que se alcance.

"Hay que acomodar crecimiento y déficit. Y probablemente las necesidades de lucha contra el paro, de reparación de los servicios públicos y de lucha contra la exclusión y la pobreza podría exigir flexibilizar aún más esa senda. Pero será valorable si consigue (el objetivo del programa)", ha indicado Méndez.