Menú Buscar
Xavier Graset, editor y presentador del programa de TV3 'Més 324'

La Junta Electoral prohíbe a TV3 y Catalunya Ràdio hablar de "presos políticos" y "exilio"

El órgano de supervisión electoral del 10N considera que el uso de esos términos vulnera la neutralidad informativa de los medios públicos de comunicación

08.10.2019 22:32 h.
3 min

La Junta Electoral Provincial de Barcelona ha prohibido a los periodistas de TV3 y Catalunya Ràdio utilizar en sus espacios informativos durante el periodo electoral del 10N las expresiones "presos políticos", "exilio" y "presidente en el exilio" para referirse a los encausados o huidos por el intento de secesión ilegal de otoño de 2017.

La resolución estima parcialmente una denuncia interpuesta por Ciudadanos que apela a la neutralidad informativa de los medios públicos de comunicación en periodos electorales y que alega que estos mensajes son "claramente identificables con el mensaje electoral de determinadas opciones políticas".

Amenaza con "sanciones económicas"

La Junta Electoral ha acordado que los medios de la Generalitat de Cataluña, cuando se refieran al Consell per la República y la Asamblea de cargos electos, deberán incluir previamente las palabras "autodenominado" y "autodenominada".

Además, ha recordado la obligación de la Corporaciò Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA)​ de preservar el cumplimiento de el acuerdo de la Junta y ha advertido de que, de no hacerlo, esta actuación podría conllevar las en "sanciones económicas contempladas en la LOREG".

Aval para la "represión policial"

En cambio, la Junta ha avalado la utilización de las expresiones "represión policial" y "referéndum del 1 de octubre" por parte de TV3 y Catalunya Ràdio.

El órgano de supervisión del proceso electoral considera que estas locuciones están "amparadas por el derecho constitucional a informar y recibir libremente información" y no tienen incidencia electoral.

Como en el 28A

Durante la campaña de las pasadas elecciones generales del 28A, la Junta Electoral Provincial de Barcelona también tomó una decisión similar.

Entonces señaló que el uso de esas expresiones por parte de los medios autonómicos catalanes vulneraban "el principio de pluralismo político y social, así como la igualdad, proporcionalidad y neutralidad que deben regir su actuación".