Menú Buscar
Jordi Pujol Ferrusola / EFE

El juez señala a Jordi Pujol Ferrusola como el financiador “ilegal” de Convergència

De la Mata constata que el hijo mayor de Jordi Pujol concedió un “aval personal” de dos millones de euros para el partido

3 min

Una relación en la que se confundía la financiación del partido con el patrimonio personal y en la que el partido proporcionaba, precisamente, esos ingresos personales. Es lo que apunta el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata al señalar al hijo mayor de Jordi Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, que “habría concedido su aval personal” por el total de 336.000.000 pesetas –unos dos millones de euros— para financiar ilícitamente a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), formación ya desaparecida.

De la Mata responsabiliza a Jordi Pujol Ferrusola como el líder de una trama familiar, formada por todos sus miembros. Tras ocho años de investigación sobre el origen del patrimonio de la familia Pujol, ha propuesto juzgar al expresidente, a su mujer, Marta Ferrusola, y a sus siete hijos por formar presuntamente una organización criminal para, a partir de una posición de privilegio, “de ascendencia en la vida política, social y económica catalana durante décadas”, acumular un “patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas”.

Servicios al partido

En el caso de Jordi Pujol Ferrusola, el juez considera, entre otras cuestiones, que “habría concedido su aval personal a operaciones de financiación ilícita del partido político Convergència Democràtica de Catalunya --una fuerza política que ha sido condenada en firme por el caso Palau por el cobro de más de seis millones de euros por comisiones ilegales— con liquidez suya propia en cuentas andorranas”.

A partir de las fechas analizadas, según el juez “parece que pudo relacionarse con una campaña electoral, las elecciones generales de marzo de 2000”. Y, como añade De la Mata en el auto, “por tanto, la liquidez gestada en virtud de las líneas de crédito podría haberse utilizado para obtener recursos con los que pagar servicios al partido CDC, relacionados con esa campaña electoral”.

La cuenta de Pujol Ferrusola

¿Cómo se procedía? El juez explica que CDC propuso a las empresas Hispart, Altraforma y Winner Graph, con las que el partido trabajaba contratando servicios de publicidad y propaganda para campañas electorales, que procedieran al pago de esos servicios a través de “procedimientos opacos, simulando la existencia de determinadas operaciones de préstamos a cada una de estas empresas”.

Esos préstamos serían concedidos, formalmente, por Fibanc, entidad financiera con la que las tres empresas no tenían “relaciones comerciales o bancarias previas, ni de financiación ni de ninguna otra clase”, sino con Pujol Ferrusola, que disponía de cuentas personales en el mismo banco.