Menú Buscar
El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou / EFE

Josep Bou quiere paracaidistas del Ejército en la Guardia Urbana

El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona busca que la policía municipal aumente su número de efectivos, se enfrente a misiones antiterroristas y cuente con un mayor arsenal de armas

27.03.2019 09:44 h.
4 min

Última ocurrencia de Josep Bou para las elecciones municipales. El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona ha defendido que paracaidistas del Ejército se incorporen a las unidades de la Guardia Urbana: "Si tenemos el temple militar, a gente que hace maniobras de fuego real y les mandas por el Raval, están como en su casa". El político popular también ha propuesto que Mossos d'Esquadra de la Brigada Móvil (conocida como la brimo) hagan el salto a la policía municipal. 

Bou ha apostado por "redefinir el concepto de la Guardia Urbana" y defiende que este cuerpo policial dependa directamente de la alcaldía. Ha propuesto que la policía municipal se enfrente a misiones antiterroristas, que priorice la defensa pasiva y que cuente con 500 hombres y 50 vehículos: "Sería una ciudad más segura, que es lo que muchísima gente quiere". En esta apuesta del candidato del PP por militarizar Barcelona, propone que las Fuerzas Armadas hagan un desfile por la capital catalana. 

Contra inmigrantes

El candidato del PP también ha cargado contra colectivos de inmigrantes. Bou quiere que "en el imaginario de una parte de Europa del Este y de África sepan y tengan en cuenta que ha terminado lo de la manta y la patada en la puerta" en Barcelona. Ha avisado de que no permitiría problemas de seguridad ni casos como la finca okupada de Can Vies, adonde iría él mismo a desalojarla.

Bou ha afirmado que ha visitado todos los distritos y a muchos colectivos, incluyendo "drogadictos" y un grupo de rumanos que ha explicado que estaban "chalados". "Barcelona no puede ser refugio de okupas, narcos, de traficantes, manteros y turismofobia", ha defendido. 

'indepes' y comunes

El candidato del PP también ha aprovechado para cargar contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Ha asegurado que su objetivo es recuperar la capital catalana de un "movimiento populista y separatista que la puede destrozar y dejarla como Vic, Solsona o Berga: patas arriba y todo de amarillo". En su lugar, Bou quiere una ciudad que reciba al Rey y que proteja al Mobile World Congress, que ha asegurado que ha decidido quedarse en la Ciudad Condal pero que ahora no elegiría Barcelona para establecerse. 

Para él, hay políticos que se dedican a enfrentar a su pueblo y que eso es un acto criminal, y ha comparado la situación actual con la proclamación de la República Catalana dentro de la República Española que le costó la cárcel al expresident Lluís Companys: "No ha pasado nada porque tenemos una clase media que le pones una escopeta y dispara en la feria". Ha ironizado con que el nacionalismo catalán en realidad debe de ser madrileño, porque ha favorecido a Madrid perjudicando a Barcelona y Cataluña: "Esos que dicen que la quieren tanto la quieren tanto que la van a matar".