Menú Buscar

Jordi Cuixart: "Hicimos lo que debíamos y lo volvería a hacer"

El presidente de Òmnium afirma desde la prisión de Lledoners que "el relato para acusarnos de rebelión sería insostenible si no fuera por los medios que lo alimentan"

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural / CG
20.09.2018 17:14 h.
4 min

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, defiende su actuación y la del exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, en la concentración ciudadana de hace un año durante el registro de la Guardia Civil en la Consejería de Economía de la Generalitat.

"Hicimos lo que debíamos y lo volvería a hacer tantas veces como haga falta. No hay nada de lo que arrepentirse. Manifestarse pacíficamente no puede ser nunca un delito. Aquello también sirvió para poder denunciar que en el Estado español y en pleno siglo XXI se coarta la libertad de expresión de la ciudadanía, así como el ejercicio de derechos fundamentales", asegura Cuixart a 'eldiario.es' en una entrevista desde la prisión de Lledoners, donde se encuentra encarcelado desde hace once meses por dicha protesta.

"Salir con dignidad"

El exlíder de Òmnium vaticina que no tendrá un juicio justo, y asegura que su prioridad "no es salir rápido, sino salir con dignidad". "Seré juzgado por haberme manifestado cívica y pacíficamente, y por haber llamado a la movilización popular. El despropósito es monumental y muestra la debilidad del Estado y, al mismo tiempo, la fortaleza de las convicciones democráticas de una parte importante de la sociedad catalana. Tengo pleno derecho de defender el derecho a la autodeterminación de Catalunya", declara.

Cuixart considera que "estamos ante una causa general contra el soberanismo, pero también contra la libertad, contra cualquier tipo de disidencia, y esto afecta al conjunto de los españoles". A su juicio, "el relato para acusarnos de rebelión sería insostenible si no fuera por los medios de comunicación que lo alimentan". 

"Hay que tener en cuenta al PSC y los 'comuns'"

El dirigente independentista afirma que el hecho de que se subiera junto a Jordi Sànchez sobre un coche de la Guardia Civil, desde el que llamó a desconvocar la protesta, ha sido el pretexto para abrirle una causa judicial.

Además, se siente orgulloso del papel de la ciudadanía durante el referéndum ilegal del 1-O porque fue un "ejercicio de desobediencia civil sin precedentes en la historia reciente del Estado". Y ha críticado la falta de acuerdo entre los partidos independentistas durante todo el proceso: "Que en el seno del soberanismo se discuta por cuestiones a menudo muy insignificantes causa desasosiego entre la población y también a mí mismo. Tenemos que mejorar en sentido de Estado, empatía, generosidad y amplitud de miras".

También ha asegurado que las tensiones que han aflorado entre los partidos independentistas se deben a un intento de generar división desde fuera de Cataluña, y ha pedido al soberanismo unidad, "que en ningún caso quiere decir uniformidad". "Fortalecimiento de los grandes consensos de país, y radicalidad democrática hasta las últimas consecuencias. En el Parlament reside la soberanía y hay que tener en cuenta también a Catalunya en Comú y al PSC", ha declarado. Asimismo, se siente optimista con que el votante independentista continúe respaldando el proyecto que defiende el Govern de la Generalitat.

¿Quiere hacer un comentario?