Menú Buscar
Concentración en Sant Andreu de Barca por la defensa de los hijos de los guardias civiles y en contra del adoctrinamiento escolar / CG

Jesús Rul: "Ningún gobierno ha luchado contra el adoctrinamiento escolar"

El creador del Proyecto Inspectio avisa contra la posible creación de un cuerpo propio de inspectores en Cataluña, una antigua reivindicación del nacionalismo

11.11.2018 00:00 h.
9 min

“Es muy grave lo que está ocurriendo con la inspección educativa”. Habla el inspector Jesús Rul, quien en declaraciones a Crónica Global, advierte sobre la posible creación de un cuerpo de inspectores propio en Cataluña. Una antigua reivindicación del nacionalismo que ahora ha recuperado el consejero de Enseñanza, Josep Bargalló. Este inspector jubilado asegura que “ningún gobierno ha luchado contra el adoctrinamiento escolar, presente en el tratamiento discriminatorio de las lenguas cooficiales y el tratamiento nacionalista de las materias curriculares de Ciencias Sociales, Geografía e Historia con un enfoque sectario y deformador de la realidad la nación española”.

A esta situación se añade ahora la reforma de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) anunciada por el Gobierno español, que deja en manos de las comunidades autónomas la regulación del uso de las lenguas cooficiales, blindando así la inmersión lingüística escolar exclusivamenre e catalán.

Lo que dice la Ley

Según la Ley Orgánica 2/2006 de Educación (LOE), la inspección del sistema educativo es competencia y responsabilidad de las administraciones públicas dentro de sus respectivos ámbitos territoriales. El Gobierno de España conserva una serie de competencias en este ámbito a través de la Alta Inspección, como comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Estado en la ordenación general del sistema educativo en cuanto a modalidades, etapas, ciclos y especialidades de enseñanza, así como en cuanto al número de cursos que en cada caso corresponda, o vigilar la inclusión de los aspectos básicos del currículo dentro de los currículos respectivos y que éstos se cursan de acuerdo con el ordenamiento estatal correspondiente.

Manifestación en favor de la inmersión en los proyectos lingüísticos de los centros escolares que oculta el Govern, lo que según el Parlament, vulnera el derecho a la información / CG

Manifestación en favor de la inmersión en los proyectos lingüísticos de los centros escolares 

La Alta Inspección también debe velar por el cumplimiento de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y deberes en materia de educación, así como de sus derechos lingüísticos, de acuerdo con las disposiciones aplicables.

Para ello, “los funcionarios del Estado gozarán de la consideración de autoridad pública a todos los efectos, pudiendo recabar en sus actuaciones la colaboración necesaria de las autoridades del Estado y de las Comunidades Autónomas para el cumplimiento de las funciones que les están encomendadas”. Y corresponde al Gobierno de España regular “la organización y régimen de personal de la Alta Inspección, así como su dependencia” y los procedimientos de actuación de este organismo del Estado.

"Suárez cedió ante Pujol"

Sin embargo, Jesús Rul afirma que las cosas se hicieron mal desde el principio. “Suárez cedió las competencias en inspección ante Pujol, pero para mantener el control, creó la Alta Inspección, que no tiene funciones supervisoras”, explica. Añade que en Alemania, cuya Constitución inspiró la Carta Magna española, incluso en lo que respecta a la aplicación del artículo 155. Alemana es un estado federal pero la supervisión escolar es estatal: “El sistema escolar, en su totalidad, está sometido a la supervisión del Estado” (art. 3) .

El presidente Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y el consejero de Enseñanza Josep Bargalló, defensor de la inmersión aunque con más horas de castellano en algunos centros, durante su visita a la escuela Francesc Macià de Barcelona / JORDI BEDMAR

El presidente Quim Torra, el vicepresidente Pere Aragonès y el consejero de Enseñanza Josep Bargalló

Durante veinte años no ha habido oposiciones en Cataluña para acceder al cuerpo de inspectores, sino concursos de mérito como forma habitual de acceder a un cuerpo al que se debe acceder por oposición. Por sentencia judicial firme esta forma de proceder fue declarada en fraude de ley”, afirma Rul. Según el citado informe de AEB, “el 80% de los inspectores de Enseñanza de la Generalitat son funcionarios docentes que ocupan sus plazas de manera interina (en comisión de servicios), siendo renovados anualmente por la administración autonómica, con algunas pruebas de notable carácter discrecional como proyectos o entrevistas personales. Se les conoce como ‘inspectores accidentales’.

Ninguna otra comunidad autónoma tiene este número de interinos”. A finales de 2017, y por orden de una sentencia judicial, se convocó por fin oposiciones en Cataluña, Extremadura y Baleares.

Una posibilidad contemplada en la LEC

Rul afirma que crear un cuerpo propio de inspectores catalanes es una antigua reivindicación de los nacionalistas y una posibilidad contemplada en la Ley de Educación de Cataluña (LEC) que “con voluntad política podría llegar a ser realidad. Cuando las cosas no se hacen bien desde arriba, se abre la puerta a este tipo de cosas”.

Critica que se haya pasado de un Estado democrático descentralizado a “una atomización de competencias” con problemas endémicos de coordinación, eficacia y eficiencia global del sistema. Defiende que “el Estado debería recuperar la competencia de la Inspección educativa como garantía  de supervisión efectiva, garantía de los derechos de los alumnos, coordinación y homologación del sistema educativo suprimiendo la Alta inspección por anómala”.

Estelada en un centro escolar de Vic

Estelada en un centro escolar de Vic

El inspector afirma que “no ha habido ninguna acción del Gobierno de la Nación ni de la Generalitat” para evitar el adoctrinamiento que se producen en las aulas ni para hacer cumplir las sentencias judiciales que obligan a impartir un mínimo del 25% de clases en castellano. Así lo denuncia el informe “Instrumentalización nacionalista del sistema educativo en Cataluña: el caso del 1 de octubre”, elaborado por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) en Cataluña, que aborda el papel de la inspección educativa durante el procés.

“El ministro del PP tenía un informe al respecto, pero lo escondió. No actuó incluso cuando estaba en vigor el 155. Ahora ha habido un cambio de gobierno y ahora se aplica una política de no molestar, de dejar hacer, mientras que ERC ha asumido las competencias en Enseñanza”, avisa Rul. Considera “muy grave” la situación de “dejar hacer” y “dejar pasar” porque se están conculcando derechos básicos de familias y alumnos y se agranda la brecha de la fractura del sistema educativo en su conjunto que limita la libertad en el ejercicio de los derechos de los españoles".

Rul es impulsor del Proyecto Inspectio, que agrupa a inspectores e inspectoras de educación que defienden el ejercicio de su profesión de forma independiente.