Menú Buscar
El expresidente catalán Carles Puigdemont (c) acompañado por los exconsejeros Clara Ponsatí y Toni Comín aspiran a influir en Europa / EFE

La JEC convocará a Puigdemont el 17 de junio en Madrid

El expresidente huido tiene que acudir al Congreso y acatar la Constitución, asumiendo que será detenido, si quiere recoger el acta de eurodiputado

28.05.2019 11:04 h.
4 min

Carles Puigdemont deberá volver a España si quiere recoger su acta de eurodiputado. El expresidente catalán fugado a Waterloo deberá presentarse en la sede de la Junta Electoral Central (JEC) el próximo 17 de junio, fecha fijada por el organismo para que los eurodiputados electos acaten la Constitución. 

La fecha se habría decidido para respetar los tiempos una vez concluidos los plazos que establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) tras la celebración de las elecciones europeas (artículo 220 y siguientes). No obstante, se podrían habilitar los días siguientes (18 y 19) en caso de imposibilidad de comparecencia de algún eurodiputado.

Artículo controvertido

El artículo 220 es el que genera polémica entre la JEC y los candidatos catalanes independentistas en procesos electorales, ya que para ser eurodiputado a todos los efectos es necesario estar físicamente ante la JEC y acatar la Constitución. Y dentro de la legalidad. Por lo tanto, Puigdemont tendría que volver a España para recoger su acta. Pero, si lo hiciera, sería detenido, igual que su número dos, Toni Comín.

Otra controversia la suscitará el cabeza de la lista de Ahora Repúblicas, Oriol Junqueras, quien se encuentra en prisión preventiva por un presunto delito de rebelión, que juzga el Tribunal Supremo. El juzgado, como ya hizo con su acta de diputado nacional, tendría que permitirle al reo que salga de Soto del Real para acudir a la Cámara Baja, donde se celebra el acatamiento y la expedición de la credencial.

Cómo tienen que proceder los eurodiputados

Los 54 eurodiputados españoles elegidos tienen que acudir al Congreso, entregar sus acreditaciones como parlamentarios electos, acatar la Constitución y recibir la credencial correspondiente para ir al Parlamento de la UE. El trámite continúa con una posterior reunión de la JEC para analizar las fórmulas de acatamiento empleadas; si se considerase que algunas de las fórmulas usadas no encajan en el ámbito legal, serán revocadas y los eurodiputados dejarán sus puestos.

Lo reseña el artículo 224.2: "La Junta Electoral Central declarará vacantes los escaños correspondientes a los Diputados del Parlamento Europeo que no hubieran acatado la Constitución y suspendidas todas las prerrogativas que les pudieran corresponder por razón de su cargo, todo ello hasta que se produzca dicho acatamiento".

"Preso político"

Una hipótesis: si Junqueras recurre a una fórmula como la que esgrimiera en la sesión constitutiva del Congreso, en la que incluyó la mención a su condición, dijo, de "preso político", la Junta podría dejarla sin efecto y el candidato de ERC no sería eurodiputado.

En 2014, el eurodiputado electo Pablo Echenique usó una fórmula de acatamiento extensa que tuvo que interrumpir el presidente de la JEC. Le advirtió de que podría no ser válida y el hoy responsable de Organización resumió: "Sí, prometo por imperativo legal".