Menú Buscar
Javier Fernandez, entre Antonio Hernando (I) y Vicente Álvarez Areces / EUROPA PRESS

Javier Fernández pide a los parlamentarios del PSOE que se abstengan ante Rajoy

El presidente de la comisión gestora de los socialistas asegura que el único debate está entre las elecciones y la abstención, que discutir otra cosa es "faltar el respeto a la gente"

4 min

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha pedido este martes a los socialistas que debatan como "compañeros" y no como "bandos enfrentados" ante la disyuntiva que tienen en los próximos días: si abstenerse en una investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, aunque de esta manera se les denomine "casta", o ir a unas terceras elecciones que "los ciudadanos no quieren", de las que se les culpará y en las que la duda será con cuántos diputados va a gobernar la derecha.

"Sobre eso debemos discutir, porque si no lo hacemos, estaríamos faltando el respeto a la gente y, por tanto, a la verdad", ha afirmado Fernández, que ha avisado de que hay que ser conscientes de que se está "en el territorio del mal menor", porque "ninguna de las soluciones es buena".

El domingo, día 23, tendrá lugar la reunión del comité federal del PSOE donde se tomará formalmente la decisión de mantener el "no" a Rajoy o abstenerse. Según fuentes socialistas, este órgano socialista no podía reunirse antes debido a los compromisos de Javier Fernández al frente de la comunidad asturiana.

No hay alternativa

El presidente de la gestora ha situado en esta disyuntiva a los diputados y senadores del PSOE, reunidos este martes en la cámara alta, tras insistir en que no existe otra posibilidad, porque está descartado poder formar Gobierno. De hecho, ha defendido que "hablar de que hay alternativa es solo la hoja de parra para ocultar que lo que hay es una disyuntiva: una elección entre la abstención o las elecciones".

"Es lo que hay y sobre eso debemos de discutir, porque si no lo hacemos estaríamos faltando el respeto a la gente y, por tanto, a la verdad", ha señalado el también presidente de Asturias, que ha lamentado que este debate no se hiciera después de las elecciones del 26 de junio, cuando se instaló un "mutismo" que se transformó en un "silencio mineral" del que ha culpabilizado a todos los dirigentes socialistas, por "no encarar el problema".

Sin consulta a la militancia 

Fernández, que en ningún momento ha aludido a una eventual consulta a los militantes, como ocurrió tras el 20D, cuando el PSOE firmó un pacto con Ciudadanos, ha vuelto a hablar sin ambages de la crisis atravesada por su partido en las últimas semanas y ha reconocido que "el edificio del PSOE está muy dañado", pero ha recalcado que se conserva "el solar" y ha defendido que tendrá que ir a un Congreso "de reconstrucción".

Lerma se pronuncia

El vicepresidente segundo del Senado y expresidente de la Generalitat valenciana, el socialista Joan Lerma, ha terciado en la polémica que vive el partido y ha reclamado que sea el comité federal el que se pronuncie.

La libertad de voto no es una costumbre en el PSOE, ha recordado Lerma, quien ha abogado por el debate ideológico interno "hasta el final y con todas las consecuencias" aceptando el resultado que se imponga mayoritariamente.

Lerma se ha manifestado antes de la reunión presidida por Javier Fernández, quien se ha anticipado a la reunión del comité federal pronunciándose por la abstención.