Menú Buscar
Pedro Sánchez y Oriol Junqueras bajo la mirada de Jordi Pujol / CG

La izquierda suspira por una ERC 'pujolizada'

Seis expertos analizan tras el 28A la conversión de los republicanos en la fuerza hegemónica catalana, como lo fue CDC, gracias a una moderación que evitaría líos territoriales a Sánchez. ¿Es creíble?

30.04.2019 00:00 h.
8 min

Pedro Sánchez tiene asegurada la investidura en segunda vuelta y es improbable que antes de las elecciones municipales se pronuncie sobre su estrategia de pactos. Las miradas están puestas en ERC, pues su victoria ha sido contundente en Cataluña. Pero el independentismo se ha vuelto irrelevante en el juego de las aritméticas parlamentarias en Madrid. Otra cosa es que el giro moderado de los republicanos sea creíble y les convierta en la nueva Convergència, esto es, en la nueva fuerza hegemónica en Cataluña condenada a pactar en el próximo ciclo electoral con los socialistas, que también han registrado un notable crecimiento en esta comunidad.

Seis expertos consultados por Crónica Global analizan los resultados del 28A y si es creíble ese discurso moderado con el que el partido liderado por Oriol Junqueras ha barrido a Junts per Catalunya.

Marcet: "ERC ante la izquierda que vuelve a liderar el PSC"

Joan Marcet, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y miembro del Consejo Académico del CEVIPOF-SciencesPo-Paris, afirma que ERC busca desde hace años ocupar la centralidad que en su día lideró CDC: “La pugna electoral entre los dos partidos dura desde hace mucho tiempo y por primera vez parece que los republicanos se han nacionalizado territorialmente, desplazando a la antigua CDC”. De todas formas “debemos esperar a ver qué ocurre en las elecciones municipales y en las futuras próximas elecciones al Parlament de Cataluña, para ver si estos resultados se corroboran y, efectivamente, ERC sustituye a Convergència como fuerza hegemónica, confrontada con la izquierda que vuelve a liderar el PSC”.

Joan Marcet en la entrevista con Crónica Global / CG

Joan Marcet, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) 

Más escéptica se muestra la especialista y asesora en Comunicación y Liderazgo Verónica Fumanal, quien avisa de que “una flor no hace primavera, hay que esperar y que, con sus actos, ERC se defina”. Advierte de que los republicanos “suelen decir una cosa y hacer otra”, aunque admite que “es significativo que, con un discurso más moderado, sin poner líneas rojas y sin referéndum, hayan ganado en Cataluña”.

El asesor de comunicación y consultor político Antoni Gutiérrez-Rubí cree que “es muy probable que ERC se convierta en la nueva Convergència. La moderación tiene espacio en Cataluña”. Por eso, añade “vuelve el PSC y la antigua CiU, ahora en su versión Esquerra”.

Ernesto Pascual, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / CG

Ernesto Pascual, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) / CG

Ernesto Pascual, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), considera que en estas elecciones ha sido “muy sintomático” el cambio de ERC hacia ese catalanismo. Pone como ejemplo la victoria de ERC en Sarrià-Sant Gervasi, un distrito pudiente donde siempre había ganado el PP y ahora ha quedado el último. “También es verdad que resulta extraña la situación de Junts per Catalunya, un partido de derechas que epacta con la CUP y cuyo líder se manifiesta anarquista. Eso provoca que el votante de CDC de toda la vida esté despistado. La realidad demuestra que el catalán independentista moderado existe”, dice el experto.

Pone como ejemplo los movimientos entorno a Marta Pascal, exlíder de PDeCAT, y el expresidente Artur Mas, que apuntan a una refundación de ese espacio moderado de derechas. Pascual señala que el sorpaso de ERC “no solo ha sido rural, sino también urbano. Los datos han sido impactantes”. En este sentido, cree que los votantes “han dado un palo a la política de confrontación, la gente quiere diálogo. Otra cosa es que, finalmente, Junqueras pacte con el socialismo”. Hasta después de las elecciones municipales, cree, no habrá ningún movimiento en materia de pactos.

montserrat baras

La profesora de Ciencia Política de la UAB Montse Baras / CG

En cambio, la profesora de Ciencia Política de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Montse Baras no ve paralelismos entre ERC y CDC. “En clave izquierda-derecha, Convergència siempre ha tenido una pata en cada sitio, mientras que ERC siempre ha estado en la izquierda, y además es antisistema. Defiende la república, rechaza la monarquía. Algo que a CDC siempre le había ido bien”. Para Baras, en cuanto al tema territorial “ambas formaciones son nacionalistas. CDC nunca lo ocultó, aunque no estuviera bien visto. Lo que ocurre es que los neoconvergentes se han ido acercando a ERC y el votante ha preferido el original, no la copia”.

Baras: "Las bases de ERC están radicalizadas"

La académica duda de la moderación exhibida por ERC. “Lo dice después de que su líder esté procesado y en la cárcel. Pero no votaron los Presupuestos de Pedro Sánchez. Las bases de ERC están radicalizadas, por lo que habrá que esperar a que acabe el juicio para ver si esos movimientos son reales. CDC pedía dinero y competencias y Aznar se las dio, no era antisistema como ERC, que lo era y es”, insiste.

También distingue entre las figuras de Pujol y Junqueras, “modelos completamente antagónicos, pues el republicano nunca ha tenido una idea de mundo abierto como Pujol. Tampoco se puede comparar a Duran con Rufián, el más radical de ERC. Lo que ocurre es que la izquierda necesita blanquear a los republicanos para que nos les monte líos. Veremos cómo ERC gestiona esa victoria”.

El profesor de la Universitat Ramon Llull y experto en comunicación política Jaume Risquete considera que precisamente Gabriel Rufián “ha mantenido un tono moderado, siguiendo la estrategia de ERC marcada por Junqueras”. Una estrategia que, a su juicio, pasa “por frenar el procés para poder ensanchar la mayoría social independentista”.