Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC), presidente de la Generalitat de Cataluña, con Jordi Puigneró (JxCat) en el Parlament, donde se ha votado una moción sobre infraestructuras / EP

Las inversiones en infraestructuras dividen a ERC y JxCat

Los neoconvergentes votan a favor de una moción de PSC sobre el destino de las partidas ingresadas por el Gobierno que contempla en Estatut, mientras que los republicanos la rechaza

3 min

La votación de una moción sobre infraestructuras en el Parlament ha visualizado la división de los socios del Govern, ERC y Junts per Catalunya (JxCat). Los neoconvergentes han apoyado una iniciativa de PSC-Units favorable a elaborar un listado de las infraestructuras que se beneficiarán de las inversiones transferidas por el Gobierno en base a las previsiones del Estatut, pero los republicanos han votado en contra.

En la moción, presentada por el diputado de PSC-Units, Jordi Terrades, se insta al Govern a dar cumplimiento a los acuerdos suscritos a Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat de Catalunya, a fin de ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo 1668/2017 relativa a la Disposición Adicional Tercera (DA3) del Estatut. En base a la misma, se acordó incluir en los presupuestos generales del Estado la partida de 759 millones de euros entre los ejercicios 2021 y 2024, para compensar el déficit inversor en infraestructuras en Cataluña. Por ello, los socialistas reclaman en su iniciativa que, en un plazo de dos meses, la Generalitat elabore una relación de infraestructuras que financiará con estos recursos.

Moción aprobada

La moción ha sido aprobada por 71 votos a favor, 53 en contra en cinco abstenciones. Junts, que tiene las competencias en infraestructuras, a votado a favor, pero ERC, CUP y Vox han votado en contra.

Jordi Terrades i Santacreu, número 13 del del PSC de Barcelona
Jordi Terrades, diputado de PSC-Units

El debate ha permitido visualizar las diferencias entre los socios de gobierno. Terradas ha recordado a ERC que votó en contra de los primeros presupuestos de Pedro Sánchez, en contra del Estatut y de su disposición adicional tercera. “En los dos presupuestos de Sánchez sí se ha cumplido el espíritu de la DA3, son ustedes los que tienen que decidir si estos nuevos recursos van a paliar el déficit de infraestructuras o a la caja general. El PSC lo tiene claro: infraestructuras de movilidad”.

Tal como publicó Crónica Global, de los 759 millones reclamados en aplicación del Estatut, se han transferido ya 200 millones a las arcas de la Generalitat. Sin embargo, la gestión de ese dinero ha generado una pugna entre los departamentos de Economía y de Vicepresidencia y Territorio. Desde ambas consejerías, que dependen de JxCat, se aseguró a este medio que no hay duda respecto a la finalidad de las partidas, aunque fuentes conocedoras de esos traspasos sostienen que la necesidad de liquidez del Govern ha provocado ese choque. Finalmente, la división que el Parlament ha solemnizado ha sido entre ERC y JxCat.