Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa / PSC

Illa se ofrece a liderar un tripartito de izquierdas con un posible acuerdo de última hora

El líder del PSC reclama a Esquerra que abandone el veto que fijó a la “socialdemocracia” para lograr el "reencuentro entre catalanes"

4 min

El socialista Salvador Illa busca un acuerdo de última hora para que se pueda formar en Cataluña un tripartito de izquierdas, pero presidido por él, al entender que legítimamente le corresponde por haber ganado las elecciones. Illa ha señalado que solo queda una alternativa, tras todos los vetos cruzados: “Hay una alternativa, un Govern de izquierdas liderado por el partido que ganó las elecciones. Este es el buen camino para hacer posible la recuperación económica y la reconstrucción social. Y esta fue la opción ganadora de las elecciones”.

Es la fórmula de Illa, que se ha negado a prestar los votos del PSC para asegurar la candidatura del republicano Pere Aragonès. Aunque tampoco Esquerra ha pedido esa posibilidad, la dirección del partido si ha albergado en estas últimas semanas la esperanza de algún gesto de los socialistas en el último minuto, que permitiera un Govern de Aragonès, con el apoyo de los Comuns y de la CUP.

La mejor fórmula para gobernar

El líder del PSC, sin embargo, tiene claro que su partido debe ser alternativa y no el socio de Esquerra en una posición secundaria. Insiste en que “los catalanes votaron cambio, y dieron su apoyo mayoritario a las fuerzas de izquierda, y situaron al PSC como el primer partido de Cataluña”, una posición que se podría ver reforzada tras la última encuesta del CIS, que señala que el tripartito de izquierdas es la fórmula preferida por un mayor porcentaje de catalanes.

Salvador Illa (PSC) y Pere Aragonès (ERC), en un acto celebrado en Barcelona / EFE
Salvador Illa (PSC) y Pere Aragonès (ERC), en un acto celebrado en Barcelona / EFE

El dirigente socialista, que logró los mismos escaños que ERC, con 33 diputados, pero con una diferencia de 40.000 votos sobre los republicanos, considera que después de tres meses desde las elecciones “el bloque independentista se obstina en repetir fórmulas fracasadas, y en llevar a la política catalana por vías muertas que no conducen a ningún lugar”.

Sin cordones sanitarios

Los socialistas consideran que la Generalitat no debe quedar “tutelada” por la CUP, pero tampoco por “cuatro años más de políticas neoliberales y de desmantelamiento del Estado de bienestar como las que promueve JxCat”. El mensaje de Illa va dirigido a ERC: “No hay excusas, y es el momento de levantar los cordones sanitarios inéditos a la socialdemocracia --en referencia al documento que firmó ERC en plena campaña electoral-- y es el momento del reencuentro de la izquierda que debe hacer posible el reencuentro entre catalanes”.

La posición de Illa, sin embargo, podría quedar en algo testimonial frente a las negociaciones que mantienen JxCat y ERC para garantizar, aunque fuera por la mínima, la investidura de Aragonès.