Menú Buscar
El portavoz de ICV, Ernest Urtasun; y los coordinadores nacionales de la formación, David Cid y Marta Ribas / EUROPA PRESS

ICV anuncia su disolución

David Cid avanza la desaparición de la histórica formación de izquierdas catalana "cuando se cierre el concurso de acreedores"; su ERE afectará a 16 trabajadores

06.07.2019 19:35 h.
5 min

El panorama político catalán perderá próximamente a una de sus formaciones históricas. Se trata de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), que echará el cierre tras más de 30 años de vida acuciada por las deudas. El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de su plantilla afectará a 16 trabajadores, que perderán sus empleos. 

El coordinador nacional de este partido de izquierdas, David Cid, ha anunciado la inminente disolución una vez "se cierre el concurso" de acreedores iniciado, así como un ERE por el endeudamiento de la organización, que asciende a 9,2 millones de euros. Sus militantes se integrarán en Catalunya En Comú.

"Proceso ordenado"

"Presentamos un concurso que llevará seguramente, por no decir prácticamente con toda seguridad, a eso. No sabemos cuánto se puede alargar en el tiempo; dependerá de lo que dure el proceso", ha declarado a los medios este sábado en la sede del partido.

La formación desea llevar a cabo un "proceso ordenado". La disolución no será inmediata, de manera que la actual dirección continuará ejerciendo sus responsabilidades, vigilando que el proceso sea transparente y con garantías, ha explicado Cid.

Al corriente de pagos

El Consell Nacional del partido ha tomado la decisión después de reunirse este sábado. Asimismo, ha aclarado que ICV todavía no se encuentra en una situación de insolvencia. Aunque los análisis de la situación económica de la formación "hacen prever que en los próximos meses se pueda llegar a ello. Por lo tanto, para no entrar en una situación de degradación, que pueda afectar al conjunto de la organización, se ha tomado esta decisión", han explicado.

Cid también ha destacado que el partido está al corriente de los pagos de las nóminas, así como de sus obligaciones fiscales y con Hacienda. Sin embargo, en los próximos meses eso se prevé "más complicado". Y ha añadido que su gestión económica ha sido siempre honesta.

Deuda bancaria y patrimonio

"En ningún caso se nos ha condonado ninguna deuda bancaria nunca, a diferencia de otros partidos políticos, y además no hemos tenido nunca ningún caso de corrupción", ha valorado el coordinador, apuntando que el endeudamiento se ha ido acumulando a lo largo de los años.

El partido cuenta con un patrimonio de 26 locales, tasados en cerca de 8,2 millones de euros, que se han intentado vender para sufragar la deuda. Sin embargo, "no ha sido posible venderlos, especialmente nuestra sede nacional, en los términos necesarios para hacer frente a las obligaciones", ha lamentado Cid.

Además, ha destacado como otro factor de peso que "la construcción de procesos de confluencia" con otras formaciones propició que ICV no se presentara a unas elecciones desde el 2014, lo cual  ha hecho que sus ingresos hayan disminuido en estos últimos años.

ERE a 16 trabajadores

Por lo que respecta al ERE, que ha sido acordado con el conjunto de los trabajadores, afectará a un total de 16 de ellos, que perderán sus puestos de trabajo. Cid ha agradecido su labor, y ha destacado que no ha sido una decisión sencilla. Asimismo, ha indicado que los militantes seguirán defendiendo "a la gente más vulnerable, un mundo más justo y, como espacio verde, la lucha contra el cambio climático".

"Eso es lo que ha aportado sobre todo ICV en la política catalana: la defensa del medio ambiente y las mayorías de izquierdas, que es el legado que deja ICV", ha añadido sobre la formación heredera del antiguo PSUC.