Menú Buscar
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta / EFE

Iceta achaca a falta de "comprensión lectora" la polémica lingüística

El socialista afirma que "hay que seguir mejorando" y por ello propone "flexibilizar" el modelo y que sean los maestros "quienes decidan cómo hacerlo"

3 min

Tras la polémica generada por la revisión del modelo lingüistico en los colegios catalanes, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este sábado que lo que propone el partido es una "aplicación más flexible" del modelo de inmersión y no que se "abandone", por lo que ha achacado a "un problema de comprensión lectora" de sus adversarios políticos la controversia generada.

Los socialistas incluyen esta cuestión en la ponencia política del PSC de cara a su XIV Congreso, que se celebrará del 13 al 15 de diciembre. En su documento se habla de "flexibilizar" el modelo de inmersión para adaptar las horas de catalán y castellano que se imparten en cada centro educativo a su entorno social. Una propuesta muy parecida a la que, meses atrás, lanzó el consejero de Educación, Josep Bargalló (ERC), con similar controversia.

Concretamente, el borrador de la ponencia marco denuncia la “instrumentalización” de la lengua por parte de los nacionalistas, “especialmente en la escuela”, y apela a la diversidad lingüística “defendiendo el catalán y el castellano a través de un modelo plurilingüe en la escuela” con la “flexibilidad” que requiera la “realidad sociolingüística”. 

Tras votar en la consulta sobre el preacuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, Iceta ha declarado a los medios que los socialistas fueron "impulsores" de la actual ley educativa catalana y ha dicho que el PSC aún "comparte" el modelo de inmersión lingüística.

"Hay partidos que creen que vivimos en el paraíso"

"Hay partidos que ya han renunciado a mejorar la escuela porque consideran que vivimos ya en el paraíso", ha ironizado Iceta, pero el PSC sostiene que "hay que seguir mejorando" y por ello propone "flexibilizar" el modelo y que sean los maestros "quienes decidan cómo hacerlo" y "marquen la pauta".

Ha añadido que "el objetivo es clarísimo", que los jóvenes catalanes dominen "perfectamente" al acabar su etapa escolar el catalán, el castellano y el inglés.

Para lograrlo, "hay zonas que pueden necesitar un refuerzo del catalán, otras del castellano y todas del inglés", ha afirmado.