Menú Buscar
Soraya Sáenz de Santamaría, Mariano Rajoy, Xavier García Albiol, María Dolores de Cospedal y Dolors Montserrat (de izquierda a derecha), en un acto del PP catalán / EFE

Guerra Civil en el PP catalán

La marcha de Rajoy acentúa el enfrentamiento entre los populares catalanes, donde Fernández apuesta por Casado y Montserrat, por Cospedal, ante la aparente neutralidad de Albiol

4 min

“Nuestro partido no está preparado para afrontar unas primarias”, asegura un dirigente del PP catalán. Lamenta la “guerra civil” que se ha abierto tras la marcha de Mariano Rajoy en el partido catalán. Siempre han existido sectores enfrentados dentro de esta formación, pero el batacazo electoral, unido a la pugna por el liderazgo del PP, han acentuado esas diferencias. ¿Duros contra blandos?

“La verdad es que no hay demasiadas divergencias ideológicas entre los candidatos, pero las enemistades previas se están viendo magnificadas”, añade esta fuente. Se refiere a María Dolores de Cospedal, Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría, que luchan por sustituir a Rajoy al frente del partido. Los dirigentes catalanes han tomado posiciones con más o menos efusión. Algunos ya han comenzado a hacer campaña, otros se esconden para que los resultados no les pasen factura.

Casado ¿puro envoltorio?

A favor de Casado está Alejandro Fernández, diputado en el Parlament y que tiene una amplio predicamento entre las bases de su partido. Casado es visto por sus aliados catalanes como la apuesta por la renovación, así como una tercera vía entre las eternas rivales Santamaría-Cospedal. Pero sus detractores afirman que este candidato es “puro envoltorio”, aunque valoran su buena comunicación. Le califican como el “Zapatero del PP”, en referencia al expresidente socialista. Y aseguran que sus actos de campaña están vacíos en comparación con los de Cospedal.

La exministra de Defensa cuenta con el apoyo de Dolors Montserrat, que ocupó la cartera de Sanidad. La catalana ejerció de anfitriona de la candidata este fin de semana en Barcelona, ciudad elegida por la ex secretaria general del PP para arrancar su campaña. “Cospedal es Bono ante Zapatero, el PP más clásico. Incluso más clásico que el propio Rajoy”, comenta otro miembro del PPC.

La neutralidad de Albiol

Cospedal también es la elegida de Xavier García Albiol, presidente del PP catalán, aunque de momento mantiene una exquisita neutralidad. No tanto por su cargo, que también, sino por evitar que una hipotética derrota le pase factura. Tampoco se ha prodigado en los mítines de Cospedal la predecesora de Albiol al frente del partido, Alicia Sánchez-Camacho, no así Manuel Reyes, exalcalde de Castelldefels, que fue “pillado” en un desayuno de la candidata. No le hizo demasiada gracia.

El papel de Albiol al frente del partido ha sido muy cuestionado. Presentó su dimisión tras el hundimiento electoral del 21D, pero Rajoy no se la aceptó.

El exalcalde de Badalona fue muy crítico con la gestión de la Moncloa durante el procés. Lo que equivale a cuestionar la figura de Soraya Sáenz de Santamaría y la llamada “operación diálogo”. La exvicepresidenta no tiene demasiado tirón entre sus compañeros catalanes, a excepción de Enric Millo, exdelegado del Gobierno en Cataluña.