Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del interior de un examen de las oposiciones a Guardia Urbana de Barcelona / CG

La foto de la vergüenza: oposiciones a policía con el móvil en la mano

Aspirantes a entrar en la Guardia Urbana de Barcelona demuestran que pueden hacer el examen con el teléfono junto al papel

3 min

Es la foto de la vergüenza, que destapa que las oposiciones a la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) para el 2020 son una chapuza. Aspirantes a entrar en el cuerpo municipal de seguridad han hecho fotos dentro de las salas de examen del proceso de selección para denunciar el descontrol en el mismo, un caos que destapó ayer Metrópoli Abierta.

Si aspirantes a empleado público alertaron ayer de que los candidatos a policía de la Ciudad Condal se escapaban al baño a consultar las respuestas a las preguntas, hoy han sido otros candidatos los que han puesto el foco en cómo de fácil es sacar el móvil en pleno examen y consultar las dudas. La foto que ilustra este artículo es prueba de ello: está hecha en el recinto de Fira de Barcelona donde se celebraron los exámenes públicos.

La Síndica investiga

La foto de la vergüenza la publica Crónica Global cuando la Síndica de Barcelona investiga el proceso público de selección de candidatos, según el mismo medio. La defensora del ciudadano ha recibido una docena de quejas de candidatos a agente de la Guardia Urbana de Barcelona por el formato de las pruebas.

La síndica Maria Assumpció Vilà peina las pruebas. De hecho, las pesquisas son una repetición de las de 2013, cuando el mismo organismo de defensa de las libertades civiles y las buenas prácticas en gestión pública recibió otras 50 reclamaciones por presuntos casos de copia en las oposiciones. En aquella ocasión, el entonces alcalde, Xavier Trias, se vio obligado a ordenar la repetición de uno de los exámenes en dos ocasiones.

Más de 6.500 aspirantes para 282 plazas

Las oposiciones a Guardia Urbana de Barcelona (GUB) de 2020 han sumado una cifra de aspirantes notable, con 6.505 candidatos para 282 plazas. En esta ocasión, el Ayuntamiento de Barcelona ha querido feminizar el cuerpo de seguridad aprobando una cuota del 40% de puestos para mujeres.

En la actualidad, el porcentaje de agentes femeninas es del 14,21%, una proporción que el gobierno municipal quiere aumentar para que la fuerza pública "se parezca más a la sociedad barcelonesa".

Destacadas en Política