Menú Buscar
Joan Ignasi Elena, a su salida de la comandancia de la Guardia Civil donde fue interrogado ayer / EFE

La Guardia Civil pactó con el juez las líneas de investigación de los preparativos del 1-O

El instituto armado, nuevo objetivo de las críticas del Govern y del movimiento independentista, informa al magistrado de todos sus avances

4 min

Ni la Guardia Civil va por libre, ni el juez está “a verlas venir”.

Fuentes jurídicas consultadas por este medio subrayan la “absoluta normalidad con la que se está desarrollando el proceso de investigación que dirige el juez instructor número 13 de Barcelona” alrededor de lo que se conoce como proceso de preparación del referéndum del 1 de octubre.

Fuentes del Gobierno de la Generalitat hablan de atropello a los derechos y de una investigación viciada y tendenciosa por parte de la Guardia Civil. Ésta estaría actuando por iniciativa propia y al margen de la tutela judicial. Pero eso no es técnicamente cierto, apuntan los expertos consultados.

Guardia Civil autónoma, no independiente

Es verdad, dicen desde el instituto armado, que la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil ha propuesto, y está ejecutando, el plan que ha definido y que ha creído adecuado e idóneo para investigar los indicios de criminalidad.

Pero también es verdad que esa y otras líneas de investigación también en marcha han sido comunicadas al juez y están “avaladas por su señoría”, según han asegurado fuentes del instituto armado.

Además, los agentes que participan en la toma de declaraciones de los testigos o imputados en la causa comunican de forma casi automática el resultado de las diligencias y del conjunto de las indagaciones al juez de Instrucción número 13 de Barcelona.

Al corriente

En resumen, el magistrado ha nombrado y delegado en la Policía Judicial la ejecución de la estrategia de investigación de uno de los diversos apéndices de las diligencias judiciales que conforman el caso 1-O. Cuando esta fase embrionaria esté completada, el juez analizará los datos obtenidos y procederá en consecuencia, tras el preceptivo análisis del Ministerio Fiscal.

La Guardia Civil permanece serena, casi impertérrita ante el alud de críticas desde el sector independentista. Una censura pública que no aceptan, porque dicen actuar con la misma naturalidad y celeridad que vienen haciéndolo según marca el protocolo y la normativa procesal vigente en todos los casos en los que trabajan.

Normalidad procesal

En este sentido, un portavoz policial ha señalado a Crónica Global que en el caso del director de Comunicación de la Generalitat, Jaume Clotet, y del secretario general de Presidencia, Joaquim Nin, el cambio de condición de testigo a imputado por la policía “se ha hecho en el trascurso de sus declaraciones, para salvaguardar su derecho de defensa y para que, en consecuencia, pudieran ser asistidos por sus letrados”.

La Guardia Civil sigue con sus líneas abiertas de investigación sobre los prolegómenos y los preparativos de una consulta que ha sido declarada ilegal y procederá a nuevos interrogatorios de personas vinculadas a la organización del referéndum en los próximos días.

Destacadas en Política